Sociedad

Sociedad / EL PAPA LLEGA HOY A cuba

Los disidentes cubanos «esperan» que el Papa hable de libertad

Las expectativas en Cuba sobre la visita de Benedicto XVI tiene diferentes matices según se escuche a la jerarquía de la Iglesia o a los disidentes que viven en la isla

Día 03/04/2012 - 17.26h
Los disidentes cubanos «esperan» que el Papa hable de libertad
efe
Una integrante de las Damas de Blanco muestra la foto de un detenido político

Compartir

Las expectativas en Cuba sobre la visita de Benedicto XVI tiene diferentes matices, según se escuche a la jerarquía de la Iglesia católica o a los disidentes que viven en la isla. Unos y otros querrían mayores libertades en la isla, pero las estrategias para lograrlo son diferentes y , a veces, dan lugar a roces dialécticos.

Tras la visita de Juan Pablo II a Cuba, hace catorce años, la Iglesia comenzó a recuperar, con cuentagotas, algunos espacios de libertad cercenados por el régimen castrista, especialmente en cuanto al ejercicio público de las manifestaciones religiosas. La mayoría de los templos permanecieron abiertos al culto, pero se ejerció una enorme presión sobre los sacerdotes y quienes expresaban abiertamente sus convicciones religiosas, lo que les impedía el acceso a determinados puestos de trabajo o les incluía en la categoría de «contrarrevolucionarios».

Con el tiempo, la presión fue disminuyendo y se abrieron canales de diálogo con las autoridades castristas. En los últimos tres o cuatro años, sobre todo, la actividad del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, y su relación con el presidente Raúl Castro ha hecho posible, por ejemplo, la puesta en libertad de unos 130 presos políticos. Muchos de ellos, con sus familias, fueron enviados a España, en una operación calificada por la mayoría de los disidentes en la isla como un auténtico destierro.

Derechos, no concesiones

Grupos de opositores, como el Movimiento Cristiano Liberación (MCL), que dirige Oswaldo Payá, mantienen discrepancias con la actitud del cardenal Ortega. Regis Iglesias, uno de los presos enviados a España, perteneciente al MCL, subraya que se aceptan «concesiones» del régimen cuando se debería reclamar el ejercicio de unos «derechos» que les son negados a todos los cubanos. Entre ellos, cita que la Iglesia pueda tener centros de enseñanza o medios de comunicación no controlados y recuerda que el Partido Comunista tiene un departamento de Asuntos Religiosos, que se involucra en todas las actividades de la Iglesia en Cuba.

Lo cierto es que los esfuerzos del cardenal Ortega por abrir esos nuevos espacios de libertad no son bien comprendidos por todos los disidentes. Algunos, incluso, llegaron a escribir al Papa para pedirle que no viajara a la isla, porque creen que equivalía a «enviar un mensaje a los represores de que pueden seguir haciendo lo que quiera, que la Iglesia lo va a permitir». Esta postura más radical no es compartida por el MCL. «Esperamos que el Papa hable de libertad al pueblo cubano y que pueda reunirse con todos los sectores de la sociedad cubana», afirma Iglesias. Si eso último parece que no se hará realidad, los mensajes de Benedicto XVI en favor de la libertad han llegado incluso antes de aterrizar en suelo cubano, al proclamr que con el marxismo no se puede construir una sociedad.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.