C. Valenciana

C. Valenciana

El Gobierno planteará la fusión de los municipios de menos de 1.000 habitantes

Compartir

La cumbre de diputaciones diseñará a finales de mes en Valencia el nuevo mapa local

Día 18/03/2012

La gran revolución en la organización de la Administración local está todavía por llegar, y se iniciará en la Comunidad Valenciana. La cumbre de diputaciones que debe celebrarse este mes en Valencia abordará el rediseño del mapa municipal de España, con la más que probable desaparición de miles de municipios en toda la Península.

La fusión de ayuntamientos, una opción que ya se barajó en la precampaña de las generales —tras la decisión en el mismo sentido del ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi—, es una iniciativa que parte del Gobierno central, según fuentes conocedoras de la reunión, pero se abordará en la cumbre de diputaciones de Valencia porque las instituciones provinciales serán las encargadas de impulsar el proceso por expreso deseo del Ejecutivo.

De hecho, está previsto que a la cumbre —que debía celebrarse el 29 de marzo, pero que probablemente se traslade al miércoles 28 para no verse afectada por la huelga general— asistan el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, según las mismas fuentes. Al margen de medidas de ahorro, sinergias entre diputaciones y eliminación de duplicidades, en la reunión se abordará el adelgazamiento de la Administración local a través de la fusión de ayuntamientos.

Ninguno de menos de 1.000

Aunque por el momento han trascendido pocos detalles sobre la fusión de ayuntamientos, las mismas fuentes explicaron que el criterio general que se seguirá será que, al término del proceso de concentración, ningún municipio de España tenga menos de 1.000 habitantes. De esta forma, los municipios con un censo inferior a esta cifra tendrán que fusionarse entre ellos o incorporarse a otros municipios de mayor tamaño.

La intención del Gobierno es delegar la tutela de los procesos de concentración en las diputaciones, para que sean estas instituciones las que coordinen la fusión de ayuntamientos en sus respectivas provincias. No obstante, para que puedan comenzar a fusionarse consistorios es preciso un cambio legislativo previo, que debe abordar el Consejo de Ministros y ratificarse por el Congreso. Así, Montoro y Sáenz de Santamaría trasladarán a los presidentes de las diputaciones en la cumbre los objetivos de la iniciativa y sus pormenores, dado que las instituciones provinciales jugarán un papel esencial.

En lo que respecta a la Comunidad Valenciana, son más de dos centenares de municipios los que se ven afectados por esta medida para adelgazar el coste y el tamaño de la Administración local. De hecho, 211 municipios, o lo que es lo mismo, el 40% de las poblaciones de la Comunidad, tienen en la actualidad menos de 1.000 habitantes, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) al cierre de 2011.

La fusión de municipios entre ellos o uniéndose a ciudades de mayor tamaño poblacional, según la iniciativa impulsada por el Gobierno, afectaría a 49 localidades en la provincia de Alicante (que en total suman algo más de 21.000 habitantes), que de fusionarse entre ellos darían lugar a un máximo de 21 localidades; otras 85 localidades en la provincia de Castellón (con una población de 29.600 personas), que se convertirían en un máximo de 29 nuevas localidades; y un total de 81 municipios en la provincia de Valencia (con un censo total de 40.100 vecinos), que se convertirían en un máximo de 40.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.