Cultura

Cultura

Lifting a la «Divina Comedia»

En vez de meterse con Dante deberían nombrar a los traidores y estafadores del presente y colocarles en los círculos del Infierno

Día 14/03/2012 - 12.55h

Compartir

En la Divina Comedia, Dante Alighieri se atrevió a juzgar a las celébrities de su tiempo desde Homero a Federico II. Ahora él y su obra han sido sojuzgados por los guardianes de lo políticamente correcto. Dante puso en el fondo del infierno, en las mismas fauces de Lucifer a Judas y a Bruto, por traicionar a sus benefactores. Hoy ha sido traicionado y desciende a los infiernos de un grupo consultor de la ONU.

Como una inquisición contemporánea, los estultos consultores de Gherush92 critican a la Divina Comedia. Quieren que desaparezca de las escuelas y de los programas de educación porque desde el siglo XXI algunos se han olvidado de cómo se lee esta obra única, en un contexto histórico, acompañando al poeta pagano Virgilio y al cristiano Dante.

Para Alighieri los traidores eran la hez de los pecadores y yacían inmersos en hielo. Puestos a hacer paralelismos con un presente financieramente pecaminoso, recordemos que los estafadores estaban inmersos en brea hirviente, en el octavo círculo infernal, golpeados por los diablos. Y los hipócritas, por ejemplo, cubiertos de capas de plomo (Caifás crucificado a tierra). ¿Alguién habrá pensado en candidatos del presente para hacerles compañía? Los consultores no. Su imaginación es más exigente con el pasado.

Como en 1984, de Orwell, Gherush92 cambiaría los hechos y las obras del pasado desde la ceguera de la actualidad. Pero no tienen razón, porque antes de acusar de islamófoba a la Divina Comedia, por ejemplo, deberían haber sabido que la fuente de Dante tiene un origen en el isrá de Mahoma.

Miguel Asín Palacios demostró que la fuente del ascenso al Paraíso y el descenso a los Infiernos que escribió Dante eran el místico murciano Ibn-Arabí y el propio viaje nocturno o isrá de Mahoma. La Divina Comedia le puede parecer al discurso bienpensante una obra antisemita, islamófoba y homófoba. Pero solo refleja una realidad histórica. ¿O preferirán que hagamos un nuevo índice de libros?

Pero realizar a la ligera el donoso —e inquisitorial— escrutinio de los clásicos según nuestros ramplones prejuicios actuales podría dejar las bibliotecas benedictinas medievales en un puñado de cenizas propio de «El nombre de la rosa». La Comedia, aparte de ser una de las obras maestras de la literatura universal, representa las creencias de ultratumba en el siglo XIV, cuando la religión tenía un papel muy distinto al de hoy.

Aún así, Dante se atrevió a mucho más que estos supuestos guardianes de lo políticamente correcto. Puestos a juzgar el presente, imitemos al poeta que se atrevió incluso a imponer castigos a sus coetáneos y colocarlos bocabajo en los círculos solares del Infierno.

Sería más divertido que, en lugar de plantear querellas con el Medievo hiciéramos lo propio y pusiéramos a los traidores, avaros, estafadores, hipócritas, falsificadores y lujuriosos de nuestro tiempo donde corresponde, clavados en el fango, ardiendo o arrastrados por un viento incesante.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.