Canarias

Canarias / arando en el mar

La clasificación de los establecimientos rurales

Compartir

España es diferente, incluso para llevar la contraria al resto de Europa

Día 10/03/2012 - 13.20h

Lo primero que habría que puntualizar es que la legislación y las distintas normativas que en la actualidad existen sobre el turismo rural son de carácter autonómico, al estar transferidas las competencias sobre dicha materia a las correspondientes Comunidades Autónomas; por consiguiente, no existe una legislación nacional sobre turismo rural por lo que, en esto como en otras materias, vamos en dirección contraria a lo que marca e impone el sentido común: legislar una sola vez y no diecisiete, unificando criterios, normativas y regulaciones varias. De hecho, la mayoría de los países europeos de nuestro entorno, están por la labor de armonizar dicho sector; tarea que arrancó en Praga en diciembre de 2009, con la fundación de la “Hotelstars Unión”; la cual, se impuso el reto de conseguir aunar un sistema de clasificación hotelera que fuera común para la mayoría de los países europeos.

Pero España es diferente, incluso para llevar la contraria al resto de Europa; de hecho, pasa olímpicamente no solo de los problemas coyunturales del sector, sino que no es capaz de afrontar los graves problemas estructurales que en el caso del turismo rural pasan por una fuerte estacionalidad, una baja ocupación a lo lago del año y, por supuesto, la dispersión normativa que implica el hecho aberrante de que existan nada menos que 46 tipos de alojamientos diferentes: si en Canarias, por ejemplo, tenemos Casa Rural y Hotel Rural, en Cantabria tienen Palacios, Casonas, Posadas y Albergues; mientras que en Andalucía disponen de Cortijo, Casas-Cuevas, Chozas y Casas de Huerta, Hacienda, Refugio y Casa Molino; y en Cataluña ofrecen la Masía y la Casa de pueblo.

Dicha dispersión lo único que consigue es confundir al cliente, aparte de mermar la competitividad nacional e internacional, al dificultar su propia comercialización. Pero como todo en España se puede complicar aún más, existe una corriente o tendencia de intentar al menos ponerse de acuerdo en la simbología a la ahora de categorizar los distintos establecimientos rurales; al igual que se hace en hostelería con los restaurantes que se clasifican por tenedores, o los hoteles que se hace con estrellas. Y esta iniciativa que ya puso en marcha en 2007 la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur) para evitar precisamente que cada comunidad utilizara distintos símbolos como puedan ser las palmeras en Canarias – decreto 18/1998 -, o espigas en Cataluña, como de hecho acaban de aprobar recientemente; lo que intenta dicha asociación con esta iniciativa es valorar la calidad de dichos establecimientos rurales, otorgándoles de una a cinco espigas, con unos criterios lo más homogéneos posible y que sirvan para todo el territorio nacional.

La última comunidad autónoma que se ha adherido a la iniciativa de Asetur ha sido precisamente Cataluña, donde de los 2025 establecimientos rurales inscritos se han adherido casi 500; y lo han hecho ahora al entender la Dirección General de Turismo de Cataluña que ya disponen de una base suficientemente sólida como para lanzar la acción promocional del turismo rural catalán categorizado; pudiendo de esta forma garantizar un estándar uniforme de servicios, al facilitarle al turista el modo de identificar el grado de servicios y comodidades de un determinado establecimiento rural en función del número de espigas que irán de 1 a 5 en función de las siguientes categorías: básica, confort, gran confort, superior y superior premiun.

Esperemos que cunda el ejemplo y se unifiquen definitivamente las distintas normativas existentes sobre turismo rural, como el mejor medio de crear una única imagen de marca que nos haga más competitivos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.