Alicante

Alicante

Los «niños robados» se hacen literatura

Compartir

Un escritor alicantino publica una novela sobre las adopciones irregulares escrita hace tres años

Día 05/03/2012
Los «niños robados» se hacen literatura

Una cuestión muy actual como hilo argumental, aunque en el momento de su gestación todavía no estuviera en los lugares más destacados de los medios de comunicación: las adopciones irregulares de niños. Ambientada en Madrid y pasando por lugares como Nápoles, «Los niños de la Encarnación» es una novela con espíritu alicantino. El de la ciudad donde se escribió y en la que nació su autor, Daniel Segovia, que a sus 37 años es un claro ejemplo de reinvención y adaptación a la crisis.

Encargado de Dragados y Construcciones y sin formación superior, Daniel empezó a escribir cuando se quedó en el paro, hace cuatro años. «Era una manera de evadirme de los problemas derivados de mi situación», explica. Orientado por varios cursillos de literatura y redacción realizados en el Ayuntamiento de Alicante, terminó por cogerle el gusto a la expresión literaria. El resultado: la publicación de la obra antedicha por parte de la editorial Dauro, que será presentada el próximo sábado en el Casino de Alicante.

«Una novela que trata paralelamente de la historia de una niña que descubre que no es quien es, que vive toda su vida en un convento y que al final descubre que la han adoptado ilegalmente», explica él mismo. Y eso que en un principio la idea era totalmente otra. Pero el relato que escuchó de una mujer sobre cómo hace años en un monasterio quisieron apoderarse de su hija despertó su interés. Hasta el punto que no solo la obra que escribía en ese momento, sino las que vendrán después, tendrán las adopciones irregulares como núcleo importante de la trama.

De hecho, ya tiene preparada la secuela de su ópera prima. «Me lo está pidiendo la gente que ya la ha leído, porque aunque no está basada en hechos reales se sienten muy identificados con lo que en ella se cuenta», reconoce. Para ello se está documentando y hablando con gente afectada, para lo que está muy en contato con la Asociación Nacional de Afectador por Adopciones Irregulares (ANADIR). El tema le ha llegado a apasionar, y asegura que hay más casos de los que de forma general se puede imaginar. «Es algo que está a la orden del día. Hay afectados en toda España y también en Alicante», asegura. Además, confiesa que se ha visto atrapado y contagiado por esa fuerza que trata de reflejar en el papel: «Me impacta la lucha que siguen y el duro trance que han tenido que soportar hace ya más de tres décadas. Y que a pesar del tiempo que ha pasado, sigan buscando a sus familiares».

Poca colaboración

Como especialista que ya se puede considerar en la materia, opina que con un poco más de ayuda sería posible llegar a la verdad de muchos casos. «Lo que pasa es que se la niegan. Hay muy poca colaboración de hospitales, registros, etc. Que existan esas trabas después de 30 años a mí me molesta», exclama.

Pero la producción literaria de Daniel no ha hecho más que empezar. Está inmerso en pleno proceso de creación de su tercer libro, para el que ya tiene incluso nombre, «La maldita güija de Miró», y en ella la ciudad en la que nació y que ama —«me gusta cómo es de norte a sur y de este a oeste», expresa— ocupa un lugar muy relevante.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.