C. Valenciana

C. Valenciana / ARTES&LETRAS

Autorretrato de un solitario

Compartir

La Residencia de Estudiantes y el Colegio de México editan «Memoria», donde se reúnen los escritos autobiográficos del poeta, prosista, pintor y dibujante Moreno Villa

Día 27/02/2012 - 11.45h

Las dos instituciones que más importaron en la vida de José Moreno Villa fueron la Residencia de Estudiantes (en la que el pintor y escritor malagueño vivió entre 1917 y 1936) y El Colegio de México (en cuya fundación participó en 1940 y a la que estuvo diariamente vinculado hasta su muerte en 1955). Han pasado las décadas y esas dos instituciones, felizmente activas, se aliaron en 1988 para emprender la publicación de las obras completas de quien tanto hizo por ellas, en justo pago por la confianza que, cada una en su tiempo y a su modo, habían depositado en él. Aquel año, hace catorce, apareció el tomo dedicado a las «Poesías completas», y ahora, de nuevo bajo la responsabilidad de Juan Pérez de Ayala y en un volumen que es, en lo material y tipográfico, verdaderamente digno de todos los aplausos y premios, aparece la recopilación de los textos memorialísticos de Moreno Villa.

Algunos son bien conocidos, como «Vida en claro. Autobiografía», publicado por primera vez en México en 1944. Pérez de Ayala se deja llevar por el entusiasmo al creer que ese libro «puede considerarse como el libro más hermoso escrito en lengua española sobre la memoria de un individuo y su mundo» (p. 19), pero lo cierto es que es un libro sentido, hondo y muy bien escrito que, por encima de constituir uno de los mejores testimonios sobre su época, desde la luminosa Málaga de su infancia hasta la agitada vida cultural madrileña de los años anteriores a la Guerra Civil, el privilegiado traslado de intelectuales a Valencia en 1937 y, finalmente, el exilio en México, tras un breve paso por París y Estados Unidos, dibuja de manera magistral el autorretrato de un hombre solitario pero volcado a la amistad, amable pero gruñón, hombre de tertulias y comunidad pero muy celoso de su espacio y su autonomía: «Quería mi absoluta independencia y mi soledad. Nadie valía lo que estas dos cosas, que en realidad son una sola» (p. 118).

Pero «Memoria» (título que, según revela el editor en su introducción, fue el primero que Moreno Villa barajó para lo que sería «Vida en claro») incluye muchas otras piezas, poco difundidas o plenamente inéditas, de distinto valor. Se reproducen los recuerdos y semblanzas de amigos (Max Aub, Emilio Prados, Alfonso Reyes…) que Moreno Villa publicó en la prensa mexicana (y en parte fueron ya recuperados en 2010 por Humberto Huergo Cardoso en «Medio mundo y otro medio», que publicó la editorial valenciana Pre-Textos), y también esbozos y apuntes inacabados que se conservan en el archivo del autor, depositado en la Residencia de Estudiantes. Pero la sección más sorprendente y reveladora es la que recoge los «Escritos sobre la guerra civil española»: conferencias, breves dietarios, notas de viaje e incluso una entrevista con las que Moreno Villa se incorpora al pequeño grupo de grandes escritores que narraron cómo fue la guerra en Madrid, a veces en forma de diario, como Carlos Morla Lynch, o de crónica, como hizo Manuel Chaves Nogales en ese extraordinario «La defensa de Madrid» que acaba de publicar la editorial Renacimiento.

Moreno Villa, como Chaves, cuenta cómo las embajadas estaban saturadas de refugiados, cómo los milicianos acudían al frente en tranvía o cómo se desarrollaban los combates aéreos, pero él, aparte de observarlo y padecerlo desde su habitación de la Residencia, puede dar también testimonio de primera mano de cómo fueron evacuados a Valencia, siguiendo al Gobierno, y de sus meses allá, con «tiendas abarrotadas de comestibles y bebidas, calles repletas de gente, animación y, sobre todo, escenario sin tecleo de ametralladoras, estampidos de cañón y explosiones» (p. 310).

La peripecia vital de Moreno Villa pasó, por tanto, por varios de los acontecimientos principales de su tiempo. Además de tratarse con buena parte de los políticos y artistas más relevantes de aquellos años, y aparte del rico mundo interior que proyectó en su obra, sufrió la guerra y un exilio que sería definitivo. Fue esa distancia la que le condujo a una nostalgia que a su vez le obligó a escribir todo lo que ahora, reunido y puesto en limpio, podemos leer en esta serena pero palpitante «Memoria».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.