Córdoba

Córdoba

La Iglesia reivindicará en 2013 la figura del obispo Osio

Compartir

Los actos incluyen una exposición sobre el origen del cristianismo en la Bética

Día 26/02/2012

«En la Iglesia de rito oriental Osio es santo, y en la latina no lo es, por un problema relacionado con la última etapa de su vida». Quien así habla es Antonio Reyes, portavoz de la comisión organizadora del Congreso que, sobre este prelado del siglo IV, tendrá lugar en Córdoba en el otoño de 2013.

El congreso tratará de rehabilitar la figura de este egregio personaje de los primeros siglos del cristianismo, en una iniciativa promovida por su actual sucesor, Demetrio Fernández. «No se trata en esta ocasión —asegura Reyes— de ninguna efeméride ni centenario, sólo del propósito de reintegrarlo al lugar que merece en la Historia de la Iglesia y de la sociedad de su tiempo». En las jornadas, que previsiblemente abarcarán desde el 28 al 31 de octubre de 2013, se tratará de contar con la presencia de los más destacados especialistas internacionales en Historia de la Iglesia para arrojar luz sobre el personaje y su tiempo, actualizando todo lo que se puede saber de él, así como plantear el estado de la investigación en nuestro tiempo sobre el conocido prelado.

Pero no serán sólo las sesiones académicas: de forma mucho más extensa, para la segunda mitad del año que viene —de junio o julio a finales de diciembre— la Catedral de Córdoba acogerá una magna exposición sobre «Los orígenes del Cristianismo en la Bética», con la que se tratará de recordar que «la civilización y la cultura no llegaron a Andalucía de la mano del Islam, sino que llevaba ya siglos asentada en nuestra tierra», en palabras del portavoz. La exposición, una vez terminada en Córdoba, se repetirá en ciudades tan emblemáticas como Atenas y Nueva York.

Antes de promover estas iniciativas, el Obispado consultó con el Vaticano, concretamente con las Sagradas Congregaciones de la Fe y de las Causas de los Santos, que animaron al pastor a emprenderlas partiendo de una mayor difusión y profundidad en el conocimiento de Osio.

El más conocido de los «episcopi cordubenses» nació hacia el año 256 y murió con más de un siglo, pasando a la historia por presidir el Concilio de Nicea, en el que se condenó el arrianismo, que negaba la naturaleza divina de Jesucristo, y se formuló el Credo que aún hoy se reza en las misas.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.