Galicia

Galicia / AERÓDROMOS GALLEGOS

La Xunta pone fin a las ayudas a las aerolíneas a cambio de conexiones

La administración hará promoción directa en los aeropuertos y acaba con el polémico modelo de negociación con las líneas de bajo costeRyanair se mantiene en Santiago hasta 2013 al ser imposible cancelar el contrato actual

Día 21/02/2012

Compartir

La administración gallega no firmará ningún contrato más con ninguna aerolínea para mantener o establecer nuevos enlaces en los tres aeropuertos de Galicia. El criticado modelo de negociación conjunta con las compañías a través de un Comité de Rutas, establecido por el gobierno de Feijóo en el arranque de 2010, será sustituido por la promoción directa ante los consumidores de Galicia como destino turístico en las dos terminales.

De esta forma, la Xunta elimina por completo el antiguo modelo, que se centraba en un reparto de ayudas a las terminales para patrocinar enlaces a través de acuerdos con las aerolíneas. Entonces, el Comité de Rutas asignaba una subvención determinada a Lavacolla, Alvedro y Peinador (de menor a mayor cuantía). La aerolínea que ofrecía más y mejores rutas, a destinos nacionales y al extranjero, se llevaba el patrocinio (la Xunta no puede entregar el dinero de forma directa a las compañías, sino que pagaba la promoción de sus destinos en el exterior, por ejemplo en la revista de a bordo). Los principales problemas, las rivalidad entre las autoridades locales de las ciudades para obtener una mayor inversión a su destino (de hecho, los alcaldes del PSOE impidieron un acuerdo conjunto para 2011); las quejas de algunas aerolíneas de bandera, que no podían ofrecer ofertas del nivel de las empresas de bajo coste, y por lo tanto acusaban a la administración de favorecer la competencia desleal de estas últimas; e incluso el cuestionamiento por parte de la patronal Exceltur, que cuestionaba la sostenibilidad de esta práctica de apoyo sostenido a las líneas.

Ahora, la inversión en 2012 de la Xunta para fomentar nuevos enlaces o mantener los existentes se centrará exclusivamente en promociones directas ante los viajeros, presentaciones con los operadores turísticos, campañas en medios de comunicación social, y otras actividades de fomento en terminales nacionales y del extranjero y en las ciudades en que se ubican. En este primer año del nuevo modelo, cuyas acciones estarán cerradas en abril por parte de la secretaría regional de Turismo, la inversión será de un millón de euros por terminal para los aeródromos de Alvedro (La Coruña) y Peinador (Vigo). Lavacolla se queda fuera ya que el contrato de la Xunta con la aerolínea Ryanair para la infraestructura de Santiago de Compostela finaliza en el 2013 y no puede cancelarse. Esta cifra supone que Peinador perderá parte de la inversión de que disfrutó en 2010, cuando fue el más beneficiado en el reparto; y Alvedro tendrá un inversión muy similar a la que disponía entonces.

Al término del contrato, los tres aeródromos quedarán englobados en este nuevo sistema, en el que el ejecutivo gallego buscará la participación de las compañías y otras administraciones. En este sentido, el gobierno de Feijóo cuenta con el apoyo explícito del Ayuntamiento de La Coruña y el Patronato Rías Baixas. Desde Santiago tendieron la mano a la colaboración del Ayuntamiento de Vigo, probablemente el más férreo opositor a la política aeroportuaria de la Xunta en lo que va de legislatura.

Eficacia y consolidación

«Se trata de promocionar Galicia para que el mayor número de turistas visiten nuestro territorio. Vincular la promoción turística a un determinado número de conexiones no fue eficaz, ya que estamos comprobando una disminución de usuarios», explicaba ayer el responsable de transporte de la Xunta, el conselleiro Agustín Hernández, que no ve operativo el sistema antiguo de patrocinios.

Él mismo fue el que remarcó, tras una reunión con la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia y la entidad gallega Gremios de Hoteles (en la que estuvo acompañado por dos representantes de Turismo), el fin del sistema de apoyo autonómico a la implantación de vuelos a cambio de subvenciones, un modelo en el que fueron pioneros las ciudades y al que posteriormente se sumó la Xunta.

Hernández anticipó que el gobierno gallego va a potenciar además la consolidación de las líneas ya implantadas y exitosas sobre la inversión en otras que no aporten pasajeros.

Primeras reacciones

Las primeras reacciones al nuevo modelo fueron, como en el caso del viejo sistema, disimilares. Así, el Ayuntamiento de La Coruña, dirigido por el popular Carlos Negreira, celebró que la iniciativa está «en el camino correcto». La teniente de alcalde de Empleo, Luisa Cid, celebró además el compromiso de la Xunta de otorgar un trato igualitario a las tres infraestructuras.

El BNG coruñés, por su parte, se quejó de que la coexistencia de ambas fórmulas (el último año del patrocinio a Ryanair en Santiago y la promoción directa en La Coruña y Vigo) «incentivará la competitividad» entre los tres aeropuertos, por lo que pidió la articulación de un sistema aeroportuario gallego con independencia de Madrid.

En el caso de Vigo, y antes de una posición pública por parte de su alcalde, el socialista Abel Caballero, Hernández instó al mandatario local a olvidar «esa permanente actuación de bloqueo de las iniciativas de la Xunta» y a «sumar esfuerzos» para conseguir incrementar el número de pasajeros.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es Galicia en ...

Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.