C. Valenciana

C. Valenciana

VALENCIA FASHION WEEK Entre el descaro y la desmesura

Compartir

Tercera jornada con los jóvenes de Zona D como aperitivo y Rossy de Palma como estrella del desfile de Assaad Awad

Día 18/02/2012

Cuellos imposibles, hombreras que recuerdan a la estética de las películas de Tim Burton y hombres cubiertos de lentejuelas, es decir, la zona D. Ayer en Valencia Fashion Week fue el día de los jóvenes creadores, que oscilan entre el chutzpah (tener descaro) y el hubris(la desmesura). Cosas como lápidas y nichos en Antonio Posadas, una mujer Batwoman en Eva Iszoro y ese momento entre corona de espinas y burka de Paco Varela. La Zona D es el espacio para hacer de la moda una vía de escape a la rutina diaria y dejar a la mente volar. Destacó la colección de Adrián Salvador para Siemprevivas, que fue galardonado con el Premio L’Orèal por «Introspection», una propuesta elegante que fue de las más aplaudidas.

Por la tarde el diseñador Assaad Awad, creador de piezas que ha lucido Lady Gaga, no se decantó ni por el descaro ni por la desmesura, sino por todo a la vez. Assaad Awad puso serpientes en las muñecas de las modelos (ay, llevas un bicho ahí...), tachuelas, calaveras y otra serie de artefactos que no logré identificar. Aquéllo era como un impresionante espectáculo de La Fura dels Baus. Las modelos aparecían sobre la pasarela como sirenas cibernéticas con vestidos de cola. De fondo, música de after. En las primeras filas, Sara Vega (hermana de Paz idem) con cara de qué hago aquí en lugar de estar viendo la última película de Charlize Teron. Pero bueno, ya lo dice el propio diseñador: «Para este camino de metamorfosis no toda mujer está preparada». Rossy de Palma sí que está preparada. Fue la impactante sorpresa al final del desfile. Apareció vestida de novia (de novia de Tim Burton, por lo menos) con un velo que se retiró de un manotazo para deleite de los fotógrafos.

La diseñadora Bibian Blue también optó por despertar del sopor el ojo saturado del espectador. A Bibian se le puede pedir de todo, menos que sea funcional. El corsé no la deja. La estrella de su desfile fue la ex actriz porno Sonia Baby, que salió semidesnuda mostrando una piel tan blanca como la de Dita Von Teese. Menos mal que Georgina Vendrell puso un poco de cordura en esta jornada. Enamoriscadas todas de sus propuestas masculinas. Y de cómo sentaban a los modelos. En esta línea de paz y tranquilidad, el castellonense Higinio Mateu presentó una romántica colección de faldas con volumen en tonos empolvados, pantalones rectos de talle alto y vestidos largos negros con detalles en ocre.

Pero los blogueros no estaban para romanticismos teniendo pululando por el backstage a Brianda Fitz-James Stuart, la nieta de la Duquesa de Alba (por parte de Jacobo Siruela). Aviso para navegantes: Brianda es lo que se conoce como una it girl. una chica que marca tendencia. Las it girls, de alguna manera, son reflejo de nuestro tiempo en que todo se retransmite en directo, va muy rápido, consume y regurgita famosos y reclama el éxito como derecho inalienable. Brianda, por supuesto, es Dj. Por la noche pinchó en la animadísima fiesta del diseñador Adrián Salvador en la Sala Rich. Hoy, si no eres Dj (disyóquei dice el Diccionario Panhispánico de Dudas, ahí lo dejo) no eres nadie.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.