Sociedad

Sociedad

Vidas plenas tras superar el tumor

Pacientes que dejan atrás la enfermedad cuentan su nueva e intensa actividad vital

Día 04/02/2012
Vidas plenas tras superar el tumor
ABC

Compartir

Con motivo del Día Mundial del Cáncer, que se celebra hoy, ABC ofrece el testimonio de pacientes que demuestran cada día que es posible una vida plena tras superar la enfermedad.

Natalia Bermúdez

Paciente de linfoma de Hodgkin

Cuatro años después de detectarle la enfemerdad y tras recibir doce sesiones de quimioterapia, la vida de esta joven de 29 años dio un giro de 180 grados. Dejó su ciudad, Tarragona, y recaló en Madrid. Ahora trabaja para Gepac (Grupo Español de Pacientes con Cáncer). «He hipotecado mi vida en favor de los pacientes». Y lo hace «con la mejor de las sonrisas» porque, dice, su experiencia puede ayudar a los demás. Asegura que «durante» el tratamiento lo llevó bien, pero «después» tuvo crisis de ansiedad y sufrió varios episodios de miedo.

Esperanza Montserrat

Cáncer de tiroides con 34 años

Técnico en jardinería, esta canaria de 45 años se quedó en «stand by» en el momento de conocer el diagnóstico. Un día, detectó un bulto en el cuello y acudió al médico. «Fue duro porque no te lo esperas». Después de once años, recuerda que lo peor de esta situación fue «estar alejada» de sus dos hijos, uno de ellos, acabado de nacer y al que no tuvo ocasión de darle el pecho. «Estuve cuatro días aislada en una habitación del hospital», dice. Manifiesta que, pese a todo, le «tocó el más bueno», ya que estima que el 95% de las personas que sufren cáncer de tiroides se recuperan.

Antonio

Cáncer de próstata a los 52 años

El hecho de ser médico le valió para que le efectuaran varias analíticas por prevención. «Desde el primer día tenía buen pronóstico» hasta el punto que, para él, «ha sido como una operación de apendicitis». Dice que «nunca» tuvo la sensación de que iba a morir y, tras pasar por quirófano, ha vuelto «a estar como antes» y recomienda hacerse estudios periódicos.

Dolores Velasco

Padeció cáncer de mama

«No fue traumático para mí», aunque reconoce que la enfermedad que sufrió hace doce años le cambió su escala de valores. «Antes me preocupaba más estar guapa; ahora valoro más un paseo o pasar tiempo con mi familia». Y es que, tras superar la enfermedad, se atreve a sus 56 años a hacer cosas que nunca había hecho, como subirse a disfrutar del ritmo trepidante de una montaña rusa.

Iñaki Crespo

Operado de un tumor en un testículo

En el año 2005 le detectaron un tumor en el testículo. Se enteró tomando café con su oncólogo en el hospital de Vinaroz (Castellón). En la operación le pusieron una prótesis para, después, practicarle sesiones de quimioterapia. A sus 43 años, este jefe de cocina seguidor del Atlético de Madrid asegura estar «estupendamente» bien gracias al apoyo de su mujer y sus hijas.

Ana Rosa Bartolomé

Venció a la enfermedad en dos ocasiones

Le diagnosticaron un tumor en su mama derecha a la edad de 38 años y fue intervenida hasta en dos ocasiones en las que le extirparon parcialmente el pecho. Tuvo que vivir seis ciclos de quimioterapia y treinta de radioterapia. Hace un año le detectaron un melanoma en el dedo del pie. Se lo extirparon y no ha tenido que seguir ningún tratamiento adicional.

Myrrha Yglesias

Sus hermanos también sufrieron cáncer

«Afortunadamente fue detectado a tiempo». Así se expresa esta mexicana que padeció un tumor en el pecho en 2009. Recibió 18 sesiones de quimioterapia y un total de 30 radiaciones. «Mis hermanos también tuvieron cáncer. Mi hermana en la tiroides y mi hermano en un testiculo, pero ellos no necesitaron quimioterapia».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.