ABC.es

Edición

Madrid
Ofrecido por:Iberdrola

Madrid

Las palomas de Madrid se van a Valencia

Día 31/01/2012 - 04.45h

El paisaje madrileño cada vez cuenta con menos ejemplares de estas aves. El Ayuntamiento retira 5.000 al año y las envía a Levante para recolocarlas en palomeras

jaime garcía
Decenas de palomas comiendo en la Puerta del Sol, en 2005, una estampa difícil de encontrar en la actualidad

¿Recuerdan los paseos por el centro de Madrid con centenares de palomas arremolinándose alrededor de la gente, que de buena voluntad les lanzaba miguitas de pan? La Puerta del Sol, la Plaza Mayor, la de Callao, ... poco queda de esa estampa. Y es que, el Ayuntamiento de Madrid reubica cada año cerca de 5.000 ejemplares de Columba livia, la especie que pulula por la capital, en palomeras de Valencia.

Desde 2004, fecha en que el Consistorio puso en funcionamiento una campaña exhaustiva para el control de poblaciones de palomas a través de Madrid Salud, ha ido disminuyendo gradualmente el número de palomas que campan a sus anchas por Madrid.

La cuestión, según explica José María Cámara, jefe de unidad de Control de Vectores de Madrid Salud, es que otras aves son fáciles de manipular, pero la paloma es complicado porque les gusta anidar en edificios urbanos. He ahí la fuente de conflicto.

Un 2%, sacrificado

Cada año se realizan varias recogidas de palomas en puntos conflictivos. En total, al año se captura una media de 5.000 para controlar la población. El censo actual aproximado realizado a través de mapas digitales oscila entre 70.000 y 80.000 palomas en el municipio.

Esta cifra no entraña riesgo para los ciudadanos, asegura Cámara: «Depende más de la localización y la densidad que del número total. Por ejemplo, si se encuentran muchas cerca de un quirófano, pues sí es un perligro, pero no dispersas por la ciudad». De estas recogidas, un 2% es sacrificado después de realizarles diferentes exámenes en laboratorios.

Plazas y edificios vacíos, el mayor problema

Los puntos más conflictivos son las glorietas y plazas de la almendra central donde hay terrazas y negocios de hostelería, ya que la gente es más proclive a lanzarles alimentos. A su vez, en los alrededores hay vecinos que les tiran comida habitualmente.

El objetivo de este programa de Madrid Salud es hacer que su habitat sea compatible y que estén donde el daño sea mínimo, así como los riesgos para la salud pública que puedan entrañar. «Son animales salvales que nadie desparasita ni realiza un control sanitario sobre los mismos. Puede darse un riesgo si hay contacto, por ejemplo, en casas abandonadas a través de los excrementos y la suciedad que dejan».

Es precisamente en inmuebles vacíos, apunta el responsable de plagas, donde surgen más problemas, ya que se amplifica la población de palomas y otras especies como ratas, gatos e insectos.

Nunca hay que alimentarlas

Otra de las líneas del programa de Madrid Salud es la información al ciudadano. Cámara hace hincapié en que no hay que alimentar a estas especies porque generan más problemas y conflictos entres vecinos. «Ahora son animales urbanos porque el hombre lo ha hecho así. En sus inicios los criaba en sus terrenos para después comérselas, pero eso ya cambió hace tiempo. Darles de comer es un problema. Son tremendamente adaptables. Ya se han hecho omnívoras -se alimentan do todo tipo de sustancias orgánicas-»

Por otro lado, este programa combativo tiene en cuenta la disciplina medioambiental. «La gente ha de proteger su propiedad y la alimentación de animales. Si surgen problemas en edificios, interviente la Policía Municipal», detalla el jefe Control de Vectores.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.