Cultura

Cultura

Amorós ingresa en la Academia de Buenas Letras de Sevilla

En su discurso, el crítico taurino de ABC rindió homenaje a Cervantes

Día 29/01/2012

Compartir

La recepción pública de Andrés Amorós, catedrático de Literatura y crítico taurino de ABC, como académico correspondiente de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, tuvo como eje central al genial escritor Miguel de Cervantes y, más concretamente, los capítulos que éste escribió en el Quijote referidos a lo que sucede en la cueva de Montesinos. «Todos es posible en Cervantes: La cueva de Montesinos» fue el título de su discurso, que sirvió para que el nuevo académico de la Sevillana de Buenas Letras mostrase, en principio, su amor por Sevilla, lo mismo que Miguel de Cervantes del que refirió: «¡Cómo tuvo que impresionarle aquella “gran Babilonia de España” a su fina sensibilidad!».

El discurso, que estuvo presidido por la directora del Real Academia, Enriqueta Vila, contó con la presentación del académico Jacobo Cortines, y en el mismo, Amorós, que dejó patente en sus palabras su profundo conocimiento de la genial novela cervantina, diseccionó de manera extraordinaria los capítulos acerca del episodio acaecido en la cueva de Montesinos, resaltando con sólidas argumentaciones la ironía que plasmó Cervantes en las palabras del propio hidalgo, que vienen a ser suyas en definitiva.

Igualmente, juega a la perfección Cervantes, según Andrés Amorós, con la realidad y el sueño de la escena al bajar Alonso Quijano al fondo de la cueva. «Forma parte todo esto, naturalmente, de una atmósfera de pensamiento que se da, a comienzos del siglo XVII, en la gran literatura europea: Descartes, Calderón de la Barca... la podemos resumir con un título clásico: “La vida es sueño”», precisando que si lee este capítulo del Quijote un sevillano «es fácil que recuerde “El sueño del caballero”, de Valdés Leal, en el Hospital de la Caridad».

Lo serio y las burlas

Por tanto, se pregunta el nuevo académico correspondiente si sugiere Cervantes «que todo ha sido un sueño de don Quijote. Fiel a su táctica habitual, el gran novelista nos da razones para suponerlo así... y también para negarlo».

Amorós abunda aún más en los distintos matices que tiene este capítulo y es de la opinión de que «todo este episodio —toda la novela, en realidad— se basa en un contraste básico: de lo serio, a las burlas; de las burlas, a lo serio otra vez». Pero también se detiene en otro aspecto en el que Cervantes deja caer: el juego entre el mundo mágico y la realidad. Porque ese viaje al fondo de la cueva los datos míticos «se contrapesan con una suma realidad de elementos realistas, que parecen anclarlos en la realidad cotidiana».

Para Andrés Amorós, que a lo largo de su discurso desentrañó los pliegues y repliegues de este capítulo y, por ende, del propio Cervantes, todo se resume en que «todo podría ser... ésa es la lección humana y narrativa que nos da Cervantes —la misma que recoge, siglos después, Galdós—: hay que aceptar la realidad con todas sus contradicciones; aceptar al ser humano tal como es, con todas sus complejidades y frustraciones...».

«Dentro de la gran novela este episodio me parece una ínsula: una joya aislada, con límites precisos. A la vez se inserta perfectamente en la estructura general: recoge sus temas básicos, les da un tratamiento artístico de enorme ambigüedad y sutileza», concluyó Amorós.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.