Internacional

Internacional

«Baby boom» en China para el año del dragón

Comienza el nuevo año lunar bajo los prósperos auspicios del animal mitológico más importante y simbólico del gigante asiático

Día 22/01/2012 - 19.33h

Compartir

Con una estruendosa traca de petardos y copiosos banquetes familiares, los chinos celebran esta noche el año nuevo lunar, que en esta ocasión coincide con el dragón, animal mítico por excelencia en el gigante asiático.

Como manda la tradición, las familias chinas se reunirán en torno a una mesa redonda –símbolo de la perfección que se desea para las relaciones entre los parientes– con el fin de compartir una deliciosa cena. En el menú no faltarán el pescado, signo de la abundancia que se desea lograr en 2012; el pollo, para traer suerte al hogar, ni, por supuesto, los exquisitos «dumplings», una especie de empanadillas rellenas de carne, verdura o marisco que constituyen el plato típico de estas fiestas.

Tras la cena, al filo de la medianoche, los chinos se echarán a las calles para saludar la llegada del nuevo año con una estruendosa traca de petardos y fuegos artificiales, con los que se quiere ahuyentar también a los malos espíritus en este momento tan señalado.

Otro de los instantes más emocionantes tendrá lugar cuando las familias recuerden a sus ancestros ya fallecidos, quemando en su honor fajos de billetes de mentira para que a los espíritus no les falte de nada en el «otro mundo».

Mañana lunes, los templos budistas y taoístas estarán a rebosar porque los chinos acuden a rezar en masa pidiendo buena suerte y un muy Feliz Año del Dragón de Agua para todo el mundo. Al contrario que en Occidente, donde está vigente el calendario gregoriano, los chinos se rigen por el lunar, cuyas fechas varían cada año. Además, el horóscopo chino no se basa en los signos zodiacales occidentales, sino en la carrera de los doce animales convocados en tiempos inmemoriales por el Emperador de Jade según la mitología china, donde el poderoso dragón llegó el quinto tras la astuta rata, el laborioso buey, el combativo tigre y el precavido conejo.

Otro «baby-boom»

El zodiaco chino se rige por un almanaque astrológico que, al tener su origen en el calendario lunar, provoca que el primer día de cada año varíe siempre entre finales de enero y mediados de febrero. A tenor de dicho calendario, las seis décadas que componen su siglo se dividen en ciclos de doce años, cada uno de los cuales está representado por un animal que determina la personalidad de los nacidos bajo su signo. Siguiendo este orden, son dragones todos aquellos nacidos en 1940, 1952, 1964, 1976, 1988 y 2000.

Como para el imaginario cultural chino tiene una importancia trascendental el mito del Emperador Amarillo, considerado el ancestro de esta civilización por ser el primer rey del país allá por el año 2697 antes de Cristo, su almanaque entra esta semana en el año 4709 (4710 según otras versiones) bajo el signo del dragón de agua.

Y es que el calendario chino también tiene cinco ascendentes basándose en el «yin» y el «yang» y en los elementos básicos del universo: metal (oro), agua, madera, fuego y tierra. En la antigua astronomía china, todos ellos servían para denominar a los planetas, por lo que el metal (oro) estaba ligado a Venus; la madera a Júpiter; el agua a Mercurio; el fuego se asociaba a Marte y la tierra con Saturno.

De esta manera, la posición de tales planetas, en conjunción con el sol, la luna y los cometas, determina el carácter de una persona al nacer, que además se ve condicionado por el momento exacto del alumbramiento. En este sentido, el antiguo sistema zodiacal chino también divide el día en períodos de dos horas que se corresponden con cada uno de sus doce animales, por lo que la hora del dragón va desde las siete hasta las nueve de la mañana.

Como el dragón es el animal más importante de China por ser el símbolo del país, este año se espera otro «baby boom» y muchas embarazadas confían en que sus hijos hereden sus potentes virtudes. Al igual que el mitológico animal alado, los dragones son fuertes, libres y tienen una marcada personalidad que les lleva a ser innovadores, apasionados y muy seguros de sí mismos.

En el terreno de las predicciones, los adivinos y maestros de «feng shui» se encomiendan al dragón de agua para que 2012 traiga riqueza y prosperidad con el fin de salir de la crisis, pero también advierten de que pueden desatarse grandes desastres naturales en forma de tormentas, inundaciones y hasta terremotos o tsunamis. No será el fin del mundo, como predice el calendario maya para el 1 de diciembre de este año, pero sí una época agitada de cambios políticos por las elecciones de noviembre en Estados Unidos y el relevo de poder en el Partido Comunista de China a mediados de octubre.

Mientras llega ese momento, los chinos se desean todo tipo de parabienes al son del tradicional «Gong xi fa cai» («Felicidades y que te hagas rico») y se reparten sobres rojos («hong bao») llenos de dinero. ¡Feliz año del dragón!

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.