Economía

Economía

La banca avisa de que los planes del Gobierno asfixiarán al sector

Compartir

Las entidades aseguran que provisionar y capitalizar a la vez es otra estrategia errónea

Día 21/01/2012

A los banqueros les chirrían las líneas maestras del plan del Gobierno para sanear el sistema financiero. Moncloa quiere que las entidades del país empiecen primero por aumentar sus provisiones —en al menos 50.000 millones de euros— para cubrir las posibles pérdidas que registren en sus activos inmobiliarios. Los bancos creen que pedir ese sobreesfuerzo al tiempo que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) exige elevar el nivel de capital principal acabará por asfixiar al sector, según fuentes del mismo consultadas por este diario. Advierten de que su aplicación depende de una valoración «imposible» de esos activos, porque ahora mismo no tienen precio en el mercado. «Si se decide que valen cero y hay que provisionarlo todo, solo tres o cuatro entidades, las más grandes y solventes, resistirían la prueba», explica una de esas fuentes. Y el Estado, que debe reducir el déficit y la deuda a toda costa, no tendría capacidad para rescatar a las entidades.

En todo caso, la banca está trasladando además al Ejecutivo de Mariano Rajoy su convicción de que la medida de elevar provisiones es injusta y no discrimina entre unas entidades y otras. «Un mismo activo no supone igual valor en la cartera de un banco solvente que en el de uno que no lo es», explica un directivo del sector, quien indica que el banco bueno podrá sanearlo poco a poco. «El otro no lo puede sanear ni ahora ni en el futuro, y por lo tanto es inviable», dice.

Buena parte del sector cree que dar tiempo para realizar mayores provisiones es un error y una continuación de los planes del Ejecutivo socialista y que se sigue insuflando aire a entidades que no pueden sobrevivir por sí mismas. En este sentido, los bancos quieren que el Gobierno y el Banco de España identifiquen claramente qué entidades son viables y cuáles no. Y que se minimice el uso de dinero público para reordenar el mapa bancario.

La propuesta de algunos directivos del sector consultados es que tras esa identificación de las entidades inviables se obligue a sus responsables a emplear todos los recursos de que disponga la entidad para sanearse y poder sacarla después a subasta con el mínimo agujero. Posteriormente, se adjudicaría a una entidad solvente que pueda soportar y sacar adelante la entidad que ha comprado. En caso de necesitarla para sanear del todo esa entidad, los bancos no descartarían pedir una pequeña ayuda pública.

Aunque tras la subasta de la CAM y su adjudicación a Sabadell los recursos del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) han quedado bastante mermados, fuentes del sector recuerdan que éste tiene capacidad de endeudarse. Y que se podría recurrir también al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). O incluso a ayudas del fondo de rescate europeo. Pero solo bajo una condición, matizan esas fuentes: que se devuelvan. Para que las entidades puedan devolver el dinero recibido sería necesaria primero una recuperación de la economía; y, segundo, que solo se den ayudas a entidades que puedan hacer frente a la deuda. De este modo el sistema financiero debería recuperar la solidez que otrora tuvo y de la que tanto presumió el país.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.