TV

TV

«Isabel», con licencia para narrar

Está previsto que la serie, que se presenta como «la más ambiciosa de TVE», se estrene en enero o en febrero de 2012

Día 13/12/2011

Compartir

RTVE y Diagonal TV han dado punto al rodaje de «Isabel», ambicioso proyecto que lleva dos años en la casa. No es nada a la vista de la importancia del personaje. Si la BBC hubiera tenido a Isabel la Católica, contaríamos ya seis versiones de su vida. La serie, protagonizada por Michelle Jenner (de ojos tan azules como Isabel) y dirigida por Jordi Frades («La señora», «14 de abril. La República»), «narra las pasiones, emociones y renuncias de una mujer adelantada a su tiempo que rechazó ser moneda de cambio», según la nota de prensa de RTVE. Escrita por las dos caras de cada folio, con vocación de ahorro.

El dinero también ha sido la causa de que la serie sea de una manera y no de otra. Si no hay dinero para la toma de Granada, no se toma (de momento). Fernando López Puig, director de Ficción de TVE, cuenta que al principio se iban a lo más espectacular pero luego se dieron cuenta de que no tenían presupuesto, aunque cada capítulo supera el medio millón de euros. «Hemos preferido hacer la prebatalla y la posbatalla. Los pasillos, las relaciones personales, las idas y venidas». Lo que no quiere decir que no haya acción y exteriores. También ayuda que los 13 capítulos de la primera temporada abarquen desde 1461 a 1474. Desde que con diez años es raptada junto a su hermano Alfonso y llevada a la Corte de Segovia por orden de Enrique IV hasta su coronación con 23 años.

Invenciones, las justas

«La gente dirá que nos hemos inventado un montón de cosas», dice Javier Olivares, director argumental y jefe de guiones. «Pues nos hemos inventado las justas», asegura. «Porque hay hechos que, por muy fantasiosos que pudieran parecer, pasaron». Como escribe Olivares en un artículo sobre la gestación de los guiones, en esos diez años hay un rapto, una guerra civil, la muerte del hermano (no es «spoiler»), la negativa a casarse con quien le imponían, una boda secreta (Fernando fue de Aragón a Castilla vestido de criado), choques con su hermano, el rey Enrique IV… Y luego está la vida privada.

Los responsables de «Isabel» defienden el rigor histórico de la producción y los guiones. Aunque, como recalca Jordi Frades, «es imposible hacer una serie al cien por cien rigurosa». Reconoce algunas licencias: «Si pones el vestuario de la época a los actores, parece la cabalgata de Reyes. Empezamos siendo muy fieles pero desistimos. Los nobles duros no pueden parecer niñas, así que endurecimos el vestuario. Y ella va más guapa, lleva cosas que no son de la época, igual que no hablan en castellano antiguo». Frades apunta que incluso la historia oficial es discutible, que «las crónicas de la época, totalmente partidistas, eran el photoshop de entonces». De lo que Fabres no ha tenido tentación alguna es de escenas de sexo al modo de «Los Tudor» o «Los Borgia». «Hay alguna escena de sexo pero es un sexo que tiene que ver con lo que sucede a los personajes. Y no hay escenas eróticas entre Isabel y Fernando».

«Isabel», que tiene previsto su estreno en enero o febrero, es para TVE la serie más ambiciosa de la temporada. A ver. Los decorados de los estudios El Álamo, donde ayer se citó a la prensa (con los personajes vestidos con sus ropajes licenciosos), parecen de verdad. Pero quizá Beltrán de la Cueva no era tan guapo como William Miller.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Carta de Ajuste

Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.