Córdoba

Córdoba

PAISAJES Y PERSONAJES CORDOBESES

Su pontificado estuvo dominado por su personalidad vibrante, no en vano se le definió como «Ciclón Cirarda»

Día 04/12/2011

Compartir

HACE hoy cuarenta años, el 4 de diciembre de de 1971, José María Cirarda Lachiondo (Baquio, Vizcaya, 1917 -Vitoria, 2008) era nombrado obispo de Córdoba. Su corta estancia en nuestra diócesis, solo siete años, no le impidió dejar una profunda huella pastoral. También influyó en el paisaje cordobés, pues impulsó la construcción de iglesias en los bajos de los pisos, un fenómeno que se llamó «las parroquias sin templo».

En su singladura episcopal pasó por Sevilla como obispo auxiliar, con sede en Jerez de la Frontera; por Santander; por Bilbao, como administrador apostólico y por Córdoba entre 1971 y 1978, marchando después como arzobispo a Pamplona. Fue un obispo de Concilio Vaticano II, con grandes cualidades de comunicación, palabra encendida y escritos de una gran actualidad. En sus años de pastor en Andalucía fue pregonero de la Semana Santa en Sevilla, Córdoba y Jerez.

Monseñor Cirarda llegó a Córdoba cuando la diócesis llevaba ya más de dos años de sede vacante, lo que había retardado la aplicación del Concilio. De él escribe Nieto Cumplido: «Nacionalista vasco moderado, cautivó a los cordobeses el día de su entrada por ser, como dice la crónica periodística, hombre de espaldas anchas y de ancha sonrisa, cordial, rápido en soluciones y gran improvisador».

Por su parte, Antonio Gil afirma: «Cuatro destellos iluminaron su quehacer pastoral: sus cartas, avanzadas para aquellos años, donde finalizaba la época autoritaria y comenzaba la democrática, saltando con frecuencia a la palestra nacional, casi siempre con aire polémico de aceptación o rechazo; el impulso dado a la creación de nuevas parroquias; la puesta en marcha de muchos organismos creados por el Concilio; y sobre todo, un espíritu de cercanía a la gente, de diálogo constante».

Cirarda provocó en Córdoba un terremoto de nombramientos, arraigaron nuevos movimientos cristianos, trasladó la Escuela de Magisterio de Priego a Córdoba, vendió numerosos bienes de la diócesis y desactivó las protestas de sacerdotes de izquierdas entregándoles parroquias de la capital. Su pontificado estuvo dominado por su personalidad vibrante —se le ha llegado a definir como «Ciclón Cirarda»— pero no exento de ciertas polémicas, iniciando una etapa en que la controversia no sería ajena a la silla de Osio.

Entre dicha controversia está la construcción de las parroquias de los nuevos barrios en los bajos de los bloques de viviendas, muy criticada posteriormente por historiadores del arte. Son varios casos. Nuestra Señora de Araceli, cerca de los Jardines de Agricultura, que ocupa el sótano y la planta baja del bloque, lo que le permite tener luz de la calle. Nuestra Señora de Belén, en el barrio de Levante, que queda por debajo del nivel de suelo y con apenas luz natural. También en Levante, junto a la calle Sagunto, encontramos San Juan de Ávila, igualmente en los bajos de un bloque de pisos.

Junto a la Plaza de Andalucía construyó en una planta baja la parroquia de Santa Isabel de Hungría, con los pilares del edificio como columnas. Igual sucede con Santa Teresa en Ciudad Jardín. En Fátima, la parroquia con su nombre estuvo en un bajo once años hasta la inauguración de la actual en 1983. También en esta época se construyeron cuatro iglesias exentas: San Pelagio en el Parque Cruz Conde, Nuestra Señora de Linares en la Fuensanta, San Fernando en la Huerta de la Reina y San Martín de Porres en el Sector Sur.

Fue Cirarda un obispo que vino del norte, que se esforzó por conectar con la gente, que removió conciencias para crear nuevas actitudes ante los nuevos retos del cristianismo. Pero acaso, la Córdoba lejana y sola se limitó más a escuchar que a actuar, como si la ciudad, Patrimonio de la Humanidad, se considerara siempre por encima de las eventualidades históricas. Luego, su marcha a Pamplona le desconectó definitivamente de los cordobeses.

POR JUAN JOSÉ PRIMO JURADO

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.