Economía

Economía

La OCDE advierte que el paro se disparará al 23% el próximo año

Compartir

El organismo augura para 2012 un débil crecimiento del 0,3% si el nuevo Gobierno no agiliza las reformas

Día 29/11/2011

Las perspectivas económicas de la OCDE para el año 2012 anuncian durante varios años bajo crecimiento y alto paro, especialmente en el caso de España. Las previsiones confirman que será muy largo y duro salir de la herencia Zapatero, a la espera de las reformas aplazadas e indispensables. Pier Carlo Padoan, economista jefe de la organización, estima que España necesita con urgencia una reforma laboral e insiste en estos puntos: «La reducción de la deuda y el déficit quizá requiera instaurar un impuesto sobre las sucesiones, incrementar las tasas de los carburantes, y disminuir las exenciones del IVA. Es urgente controlar el gasto de las regiones. Para mejorar la competitividad debieran mejorarse las negociaciones colectivas».

A la espera del cambio, la OCDE pronostica a España un año 2012 particularmente negro, con ligeras mejoras para el año 2013 si se agiliza el proceso para las reformas. Mientras no se cambie de política, España seguirá teniendo un crecimiento muy mediocre, agravado por los malos resultados de Europa y los EE.UU. La OCDE prevé para España, en el año 2012, un crecimiento económico del 0,3%, frente al 0,7% de este año y muy similar al 0,2% de la zona euro.

El paro seguirá siendo la gran tragedia española. Durante 2012 y 2013, el desempleo seguirá siendo más del doble de la zona euro, subiendo hasta el 23% de la población activa, cuando el paro medio entre los vecinos europeos oscilará en el entorno del 10%. El paro podría comenzar a decrecer en 2013 si mejora la coyuntura y se aceleran las reformas.

Con severidad diplomática, la OCDE escribe sobre España: «Se prevé una contracción de la actividad económica durante el último trimestre de 2011, agravada por la atonía del comercio internacional y la crisis de la deuda en la zona euro, afectando seriamente en la confianza y las condiciones internas de financiación».

Según la OCDE, la debilidad de las exportaciones y la demanda interior pesarán gravemente en la situación general de la economía española. Sin embargo, la ministra Salgado aseguró ayer que resta trascendencia a las previsiones de la OCDE, asegurando que «lo que llama más la atención es la variación en las previsiones semana tras semana y constantemente a la baja».

España también será víctima de una mala coyuntura económica de la zona euro y de Estados Unidos. A juicio de la OCDE, «son necesarias medidas decisivas para evitar la propagación de la deuda soberana a toda la zona euro, cuya crisis es la principal amenaza para la economía mundial». El organismo teme que Europa y EE.UU. estén rozando la recesión, durante meses, para salir muy lentamente a lo largo del segundo semestre del 2012.

A estas voces de alarma se sumó ayer el banco estadounidense Morgan Stanley, que rebajó sus previsiones de crecimiento económico mundial en 2012 hasta el 3,5%, solo tres meses y medio después de haberlas recortado desde el 4,5% al 3,8%.

Mientras EE.UU y Europa están al borde del abismo, China, India, Rusia y, Brasil, se han convertido en «motores» de la nueva economía mundial, con crecimientos del 3,2% al 8,5% para los próximos dos años.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.