España

España

Rubalcaba no logra aplacar la guerra por el poder en el PSOE

Compartir

Zapatero, sobre el fin de ETA: «Nada hubiera sido posible sin Alfredo Pérez Rubalcaba»

Día 17/11/2011
Rubalcaba no logra aplacar la guerra por el poder en el PSOE

BARCELONA/MÁLAGA

«A ver quién se atreve a decir que una mujer catalana no puede liderar el PSOE». Faltan cuatro días para las elecciones generales y Carme Chacón, cabeza de la candidatura socialista por Barcelona y ex aspirante a la presidencial del PSOE, parece tener puesta ya la mirada en el día después del veredicto de las urnas. Chacón no añadió ni una sílaba más al comentario, forzado aparentemente por una pregunta del público durante el coloquio preelectoral organizado por «El Periódico»; pero no hace falta más para comprender que las aspiraciones de la ministra de Defensa en el PSOE siguen intactas. Sobre todo, porque Chacón, en contra de lo que le sucede a Alfredo Pérez Rubalcaba, puede ganar las elecciones en Cataluña, aunque sea por la mínima.

Las últimas encuestas coinciden en que los socialistas catalanes mantienen una ligera ventaja frente a CiU y PP, pese a la caída de hasta diez diputados que le auguran algunos sondeos. De hacerse realidad esos resultados, y los previstos en el resto de España, Chacón se convertiría tras el 20-N en la única dirigente socialista capaz de superar al PP en su territorio. El mejor trampolín de lanzamiento para una nueva candidatura a la secretaría general del partido.

Rubalcaba aterrizará hoy en Barcelona con una apretada agenda junto a Chacón, en la que no es probable que escenifiquen roces. Habrá visita a los sindicatos, comida con mujeres socialistas y un mitin central para el que esta vez el PSC ha renunciado a medirse con el Palau Sant Jordi. El escenario de las grandes ocasiones, que Chacón y José Luis Rodríguez Zapatero todavía llenaron en 2008, parecía un reto imposible tras el pinchazo de José Montilla en la última campaña autonómica y demasiado costoso para las depauperadas arcas del PSC.

Tras la embestida desafiante de Chacón, en defensa del aspirante socialista a La Moncloa intervenía ayer desde Sevilla el presidente del PSOE, Manuel Chaves, que reivindicó que Rubalcaba, —dijo— «yo creo que sí tiene que seguir, hay que darle un margen de confianza y de respaldo». La declaración sonaba en cualquier caso a derrotismo y a fricción interna, lo único que le faltaba al candidato, que parece tener todo el contra.

El PSOE se deshilacha y por si fuera poco esa polémica apagó los ecos de uno de los mítines que debían marcar la campaña, el primero por otra parte en el que el candidato socialista compartía cartel con Zapatero.

Cuando todo apunta a que la sombra del presidente del Gobierno va a castigar dur en las urnas a Alfredo Pérez Rubalcaba, sacarle a relucir a falta de solo 72 horas para el 20-N, se antojaba una pirueta electoralmente suicida. Zapatero apenas ha sido mencionado durante la campaña, pero expertos tendrá el PSOE.

Ayer, allí donde el programa preveía en Málaga esa mitin estrella, el partido se inventó un festival con Elena Valenciano como maestra de ceremonias y siete oradores teloneros. A saber, Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad; el candidato por Vizcaya, Eduardo Madina; el lendakari, Patxi López; Susana Díaz, secretaria de Organización de los socialistas andaluces; el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán y la cabeza de lista por Murcia, María González. Más las intervenciones por vídeo de Felipe González y Alfonso Guerra, por si faltaba con quién repartir y difuminar protagonismos.

Fraternidad

La organización socialista lo bautizó como un acto de fraternidad intergeneracional, escaparate de un partido unido y fuerte, aunque nadie había contado con las ambiciones desafiantes de Chacón. Ni se mencionó.

Fue un mitin de alta temperatura emocional que reunió a 7.000 personas y donde se invocaron con pasión la épica y los valores que componen el ADN del partido, subrayado como el único capaz de poner freno a la derecha. Zapatero fue muy aplaudido en el Palacio de Congresos, que le piropeó y se puso de pie cuando dijo: «Os habla el presidente del Gobierno: nada hubiera sido posible sin Alfredo Pérez Rubalcaba», cuando se refirió al fin de la violencia de ETA.

Zapatero salió a poner en valor su gobierno y su partido. «Aquí esta un partido que siempre ha defendido a España, con profundo sentimiento patriótico, del que nadie se imagina que un ex presidente, como hizo Aznar, diga que este país esta en bancarrota porque es ¡mentira, mentira!». «Como sabe todo el mundo, la crisis no es de España, es europea», reclamó, y dijo haberse «volcado» para «garantizar la solvencia de nuestro país a la vez que la cohesión social», que ha sido su «mayor obsesión».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.