Internacional

Internacional

Berlusconi evocó la posibilidad de arrasar el Palacio de Justicia

Compartir

Su conversación con un ex director de periódico escandaliza a la sociedad italiana

Día 19/10/2011
Berlusconi evocó la posibilidad de arrasar el Palacio de Justicia
EPA
Silvio Berlusconi, tras intervenir en la Cámara de Diputados

«Llevamos a la calle a millones de personas, destruimos el Palacio de Justicia de Milán, asediamos la sede de (el periódico) «Repubblica»: cosas de este tipo, no hay otra alternativa». Así se desahogaba el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en octubre de 2009, con el ex director del periódico «Avanti», Valter Lavitola, un mindundi en el mundo del periodismo y de los negocios, pero que sabía cómo tratar a su mejor cliente para introducirse en las esferas del poder.

La conversación telefónica entre Berlusconi y Lavitola, que ha causado un gran escándalo, forma parte de la investigación que realiza la fiscalía de Pescara para comprender si hubo estafa en la financiación al periódico «Avanti» dirigido entonces por Lavitola, hoy fugitivo de la Justicia italiana en un país suramericano. Avanti recibió millones de euros en publicidad, a pesar de su insignificante tirada. Según los magistrados de Nápoles, «Avanti» servía como tapadera para transacciones económicas y negocios de diversa naturaleza.

Silvio Berlusconi ha reaccionado con exasperación y rabia tras la publicación de su conversación telefónica con Lavitola, confesando en privado que se trata del enésimo capítulo de «un proyecto para eliminarme políticamente, realizado por una decena de fiscalías repartidas por Italia».

La conversación Berlusconi-Lavitola ha explotado como una bomba y la tensión política se ha vuelto a elevar al máximo. «Estas frases dejan extremadamente desconcertados a los ciudadanos, transmitiendo la idea de un conflicto en el que una institución deslegitima a la otra», afirmó Michele Vietti, vicepresidente del Consejo Superior de la Magistratura. Antonio Di Pietro, líder de Italia de los valores, ha declarado que «Berlusconi es una persona desesperada, un fascista». El Partido Democrático ha vuelto a pedir la dimisión del primer ministro: «Esas frases son gravísimas y denuncian una actitud subversiva e inadmisible en relación a otros poderes del Estado y de la prensa», según Anna Finocchiaro, presidenta del grupo del Partido Democrático en el Senado.

Algunos líderes de la oposición han subrayado que Berlusconi habla como un «black bloc», palabras que hacen referencia a los protagonistas de la guerrilla urbana que arrasó Roma el pasado sábado, y que fue catalogada ayer de «terrorismo urbano» por el ministro del Interior, Roberto Maroni, quien, al tiempo que anunciaba nuevas medidas para combatir a los violentos, denunció que habrá un «otoño caliente».

Berlusconi tuvo ayer al menos una buena noticia en el frente judicial: ha sido absuelto del caso Mediatrade de fraude fiscal, aunque sí serán procesados los máximos directivos, su hijo Piersilvio y Fedele Confalonieri.

No era este el proceso que más temía «Il Cavaliere», sino el Rubygate (escándalo sexual) y el caso Mills (corrupción).

«O me voy o hago una revolución»

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.