Sociedad

Sociedad

Tres años de cárcel para la madre que pegó a una profesora de su hija

Compartir

El juez la considera culpable de atentado contra la autoridad y de causar lesiones

Día 18/10/2011

María Soledad E. H. irá a la cárcel por haberle pegado una paliza a una profesora de su hija. Al juez no le ha temblado el pulso y en una sentencia fechada el pasado día 3, que fue notificada a las partes la semana pasada, condena a la mujer a dos años y un día por el delito de atentado contra la autoridad, a un año y tres meses por lesiones, a una multa de 150 euros por una falta de amenazas y a indemnizar a la docente con 5.089,1 euros por la baja médica que le provocó el ataque y las secuelas que le dejará.

Se trata de una resolución que no tiene precedentes en el País Vasco y que acepta en la mayoría de los puntos las tesis del Ministerio Fiscal y de los servicios jurídicos del gobierno vasco, que se había personado en la causa como acusación.

«Esta sentencia marca un antes y un después», se felicitaba ayer el letrado que impulsó el proceso, Mikel Casas. Desde el Departamento de Educación también se esperaba una resolución contundente y ejemplar, aunque su dureza incluso ha sorprendido a la Inspección. Eso sí, se espera que tenga «efectos disuasorios» para atajar unos comportamientos que han dejado de ser anecdóticos y que cada vez preocupan más en los colegios vascos.

Con antecedentes

La pena impuesta a María Soledad E. H. supondrá su efectivo ingreso en prisión porque «es superior a dos años y, además, la mujer tiene antecedentes», explica Casas. De hecho, la reincidencia como agravante ha sido clave para que el magistrado haya llegado a esta resolución. La mujer ya había sido condenada en 2003 por atentado contra la autoridad a un año y dos meses de cárcel, pero no entró en prisión al no tener entonces antecedentes. Ahora, eso cambia.

El magistrado del Juzgado de lo Penal número 4 de Bilbao, Florián Javier Rangel, acepta la versión de los hechos ofrecida por los testigos de la acusación. El incidente se produjo el 4 de febrero de 2009 sobre las 11.45 horas en el colegio de Txurdinaga, en la capital vizcaína. Varios alumnos de Infantil, de tres a seis años, estaban en el patio. Entre ellos, la hija de María Soledad. La mujer se dispuso a dar a la pequeña un huevo de chocolate. Concepción P. S., la maestra, intervino para decirle que no podía estar ahí ni tampoco dar a la niña alimentos. La ahora condenada insistió, y la profesora optó por llevarse a los niños a otro lugar. Fue entonces cuando la docente «fue acometida —por María Soledad— tirándole del pelo y propinándole puñetazos y patadas hasta que la profesora cayó al suelo... a la vez que se dirigía a la educadora con palabras tales como “hija de puta, cabrona, te voy a matar”».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.