Cine

Cine

Cómo hacer cine español y no morir en el intento

Productores y periodistas debaten sobre las bondades y defectos de la industria española, entre ellos la presencia intermitente de la Guerra Civil

Día 27/09/2011 - 16.13h
Cómo hacer cine español y no morir en el intento
ALBERTO ORTEGA

Compartir

Enrique González Macho había convocado a productores y periodistas en la sede de la Academia que preside para «aclarar dudas que siempre surgen cuando hablamos de cine»... y se terminó hablando de la Guerra Civil como tema recurrente en las películas españolas. «Spain is different», que dirían algunos, sobre todo en un tema como el cine, donde las dos españas que tanto daño hacen a la imagen de nuestro país parecen estar condenadas a una irreconciliación que se antoja eterna.

Pero, como anunciaba González Macho al inicio del encuentro, el argumento de la película que esta mañana nos ocupaba pretendía ser otro. En palabras de Pedro Pérez, presidente de FAPAE, «no se trata de qué política queremos hacer en el futuro, sino de conocer más el medio, entrar en las tripas, saber cómo se cocina una película». A la llamada de ambos y con el buen clima que el presidente de la Academia ha devuelto a los saraos de la industria, acudieron Fernando Bovaira (Mod Producciones), Isona Passola (Massa d’Or), Javier Méndez (Mediapro), Gonzalo Salazar-Simpson (LaZona Films), Álvaro Longoria (Morena Films), José Antonio Félez (Atípica Films) y Manuel Cristóbal (Perro Verde Films).

Todos ellos actores principales de nuestra maltrecha industria, dispuestos a explicar con la paciencia de los viejos maestros de escuela (y la vehemencia del que ve en peligro su negocio) cómo se hace una película. ¿Y cómo se hace en momentos tan críticos? Pues «con mucho esfuerzo», según José Antonio Félez, responsable entre otras de la producción de «Primos», la última película de Daniel Sánchez Arévalo. Tras pasar revista a las dificultades iniciales que todo proyecto conlleva, Félez quiso destacar la «apuesta decidida que TVE hace por el cine español» y sus «buenos datos de audiencia siempre que emite películas españolas».

Aclarado que las televisiones invierten en la industria porque les interesa («compran los derechos para poder emitir las películas»), Félez también quiso desterrar del imaginario colectivo «la creencia de que solo nos ponemos a hacer una película cuando tenemos el dinero. Eso es totalmente falso». Todo, por tanto, según el responsable de Atípica Films corre «a riesgo y ventura del productor», que aproximadamente dos años y medio después de iniciar el proyecto ve cómo la película se estrena en salas y genera beneficio en taquilla. Un beneficio del que, de media y según Félez, el productor solo «huele» 300.000 euros de cada millón.

Las cifras del cine español

Eso sí, esas cifras se ven estimuladas y multiplicadas cuando la película es galardonada, como reconoció Isona Passola, productora de «Pa Negre». Tras reivindicar la figura del productor independiente, Passola explicó cómo después del triunfo en los Goya la cinta dirigida por Agustí Villaronga llegó a los 2,6 millones de recaudación en taquilla. El problema, según los productores allí presentes, es la velocidad a la que va el negocio, donde internet y la piratería se han convertido en los dos principales caballos de batalla, pese a que, según Gonzalo Salazar-Simpson, «internet es aún un mercado de financiación residual y no es tan inmediato ni tan sencillo». Por ello el futuro deberá pasar por el «estricto respeto a los derechos autor, si no el cine morirá».

Cómo hacer cine español y no morir en el intento
ACADEMIA DE CINE
González Macho y Pedro Pérez

Teniendo en cuenta que, según González Macho, «casi un 80% de las películas españolas son deficitarias», el guión de la industria puede virar hacia el drama sin inmutarse crítica ni espectadores... pero sí productores. Y es que, según el presidente de la Academia, «a los bancos no les gusta el cine por la capacidad de riesgo que tiene, pero es un sector serio y maravilloso, aunque a veces duele ver ciertas cosas que no se ajustan a la realidad». Cosas como la supuesta inclinación ideológica de la mayoría de cintas españolas o el excesivo número de películas producidas del que «todos somos conscientes», según el presidente. «Es bueno para la salud del espectador que haya películas que no se estrenen en España», justificó González Macho, para después reivindicar que «solo a la industria le corresponde poner limitaciones, de lo contrario sería censura».

Todas ellas peculiaridades de un cine que, según Pedro Pérez, «no tiene despensa, no vive del pasado», es «el que más nominaciones acumula en el apartado de Mejor Película de Habla no Inglesa en las dos últimas décadas» y que, además, tiene «un mercado dificilísimo de conquistar de 400 millones de personas». Así las cosas, el presidente de FAPAE explicó que, aún sin datos concretos en la mano, los beneficios bajarían este año «alrededor del 13%».

Películas y Guerra Civil

Pero, si alguna peculiaridad destacó entre el resto (sin pretenderlo los organizadores) fue la Guerra Civil como fuente de inspiración para nuestro cineastas. Como ejemplo basta echar un vistazo a la terna de películas preseleccionadas para representar a España en los Oscar: «Pa negre», «La voz dormida» (ambas ambientadas en la posguerra) y «La piel que habito». Con estos datos en la mano, parece que el cine español solo viviera de su historia más reciente y dolorosa o de Almodóvar... algo que los productores negaron con rotundidad. Y lo hicieron contrarrestando datos con más datos, de manera que, según Pedro Pérez, «solo el 1,4% del total de películas españolas estrenadas en la última década trataban sobre la Guerra Civil». «¿Y qué si tratan sobre la Guerra Civil?», se quejó la productora de «Pa negre». «En el cine se habla de la Guerra Civil porque es un tema del que no se ha podido hablar en los últimos 40 años y que interesa mucho, tanto en España como en el extranjero», justificó Passola.

Es más, según la productora, «se van a seguir haciendo muchas más películas sobre la Guerra Civil».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
N. PULIDO El Kunstmuseum de Basilea ha cerrado durante poco más de un año y, gracias a un acuerdo con España, ha cedido gratuitamente sus obras maestras al Reina y al Prado
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo bello
lo útil
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.