Toledo

Toledo

Inauguradas las obras de la Campana Gorda de Toledo

Cospedal y Page acompañaron este martes al arzobispo a la inauguración de unas obras que se han hecho esperar 28 años

Día 07/09/2011 - 10.07h
FOTOS: LUNA REVENGA
imagen anteriorimagen siguiente

Compartir

En la recientemente rehabilitada Sala Capitular de verano de la catedral y con un calor que hace justicia a su nombre, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, inauguraron este martes de forma oficial las obras que permitirán, después de 28 años, volver a subir a la Campana Gorda de Toledo. Aunque los toledanos tendrán que esperar unos días a su apertura al público, el alcalde recordó, en una intervención cargada de emoción, que con esta obra la ciudad se conecta con su campana. Sólo por ver la cara de aquellos que vuelven a visitarla y de los que nunca la han visto «merece la pena», dijo el alcalde, quien recordó también que esta obra, en estos tiempos que corren, será también como «una fábrica, una empresa de promoción y de marketing, que servirá para el aprovechamiento de la ciudad en sí misma, siendo la campana gorda la síntesis perfecta de lo que queremos y ansiamos» para Toledo.

Emocionante fue también el discurso de María Dolores de Cospedal, en una de sus primeras inauguraciones como presidenta de Castilla-La Mancha, en donde estuvo acampañada para subir los 248 escalores de numerosos cargos de su Gobierno, como el presidente de las Cortes, Vicente Tirado, el consejero de Presidencia, Jesús Labrador, el delegado de la Junta, Fernando Jou o el presidente de la Diputación, Arturo García-Tizón.

Cospedal destacó que la ciudad vuelve a estar en contacto con uno de sus mayores orgullos, la campana gorda, episodio que va a «liberar un aire apresado durante casi tres décadas que va a recorrer las calles de Toledo». La responsable autonómica reconoció que 27 años «no son nada» en la historia de la Catedral de Toledo y resaltó que recuperar este pasado «nos ayuda a construir nuestro futuro». En las obras se ha reparado en su conjunto todo el volumen interior de la torre, bóvedas, escalones y estructura de madera y carpintería.

El deán de la Catedral, Juan Sánchez, mostró su agradecimiento tanto a la gestión del Ayuntamiento como a la subvención de la Junta para que se haga realidad especialmente la visita a la campana gorda, sobre la que pesan "muchas leyendas" y no menos coplillas, como aquella que dice que "debajo de la campana gorda de la Catedral caben siete sastres y un zapatero, también la campanera y el campanero". Algo, ha dicho, que los presentes iban a poder comprobar esta misma tarde y el resto de los toledanos dentro de unas semanas, cuando puedan subir los 248 escalones que separan el claustro de la Catedral Primada y la campana gorda --pesa más de 17.000 kilos--, que está dedicada a San Eugenio, primer obispo de Toledo, y adornada por una cruz y el busto de la Virgen del Sagrario. La campana fue fundida por Alejandro Gorgollo y colocada en el año 1753, siendo arzobispo de Toledo el cardenal Luis Antonio de Borbón. Pocos meses después de su colocación se rompió --la brecha ha quedado para la posteridad-- y pasó a formar parte de la memoria de los toledanos.

Además de esta obras, también se ha ejecutado otro proyecto del Ministerio de Cultura, iniciado en julio de 2008, unas obras que han permitido dar una solución funcional a muchos espacios del templo, como el archivo y la biblioteca capitular, restaurar las cubiertas y el claustro, la recuperación de forjados, la restauración de las fachadas exteriores en las calles Chapinería, Arco de Palacio y Hombre de Palo y distintas acciones en el claustro bajo y el claustro alto.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.