Economía

Economía

Merkel zanja el debate sobre los eurobonos: «No son la solución»

Acosada por las encuestas, lanza un mensaje rotundo para cerrar la polémica interna en su partido, dividido sobre el segundo rescate griegoLa canciller también comienza a recibir las primeras críticas abiertas desde Bruselas por actuar junto a Sarkozy al margen del resto de países

Día 22/08/2011

Compartir

La canciller alemana lo puede decir más alto, pero no más claro. Ayer volvió a insistir en una entrevista televisada en descartar la posibilidad de emitir eurobonos que vincularían la deuda alemana con la de los países periféricos de la eurozona en dificultades de endeudamiento. Y hoy lo pueden volver a leer en el diario económico «Wirtschaftswoche» en boca del economista principal de la Deusche Bank, Thomas Mayer, quien asegura que sin un verdadero gobierno europeo, los eurobonos serían un instrumento antidemocrático.

La presión que está recibiendo la canciller Merkel por parte de otros gobiernos y de muchos sectores económicos internacionales es de tal magnitud que le han obligado a lanzar un mensaje rotundo sobre la posibilidad de que se emitan bonos de deuda conjunta para toda la zona euro, porque las coacciones en el interior de Alemania —encuestas incluidas— no son menores en contra. Ayer fue una entrevista a la televisión pública alemana ZDF en la que Merkel volvió a insistir que «los eurobonos no son la solución a la crisis» si los países que están en dificultades no han logrado antes superarlas. Tal como ya había dicho en la reunión del pasado martes en Paris, Merkel piensa que los eurobonos pueden ser el final del proceso de convergencia.

«Los eurobonos no son la solución a la actual crisis, sino justamente el camino equivocado» para resolver la crisis, ya que favorecerían una simple «unión de la deuda pero no garantizarían la estabilización de la situación». Tanto la canciller como su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y Philipp Rösler, líder del Partido Liberal (FDP en la coalición de Gobierno) y titular de Economía, ratifican casi a diario su rechazo a los eurobonos. Para Alemania, cuyos títulos de deuda son los más seguros del mercado, los eurobonos solo podrían suponer un encarecimiento de los intereses. Según el semanario «Der Spiegel», los eurobonos le costarían a Alemania 2.500 millones de euros el primer año, y el doble en el ejercicio siguiente. Según cálculos del ministerio de finanzas alemán, en diez años la factura para la hacienda pública sería de entre 20.000 y 25.000 millones.

Más claro ha sido aún el economista jefe de la Deustche Bank al aconsejar a los gobiernos de la zona euro que «no se dejen arrastrar por los mercados». La tesis del economista jefe del Deustche Bank es que si los países compartiesen los mismos costes de deuda «la zona euro se convertiría en una comunidad de avalistas» y no solo se perjudicaría a las economías más saludables, sino que «privaría a los parlamentos nacionales de su poder y sacrificaría el principio de democracia en Europa» a falta de mayores pasos para constituir una verdadera unión política.

Presiones internas

Pero Merkel tiene muchos frentes abiertos, tanto fuera como dentro de su país. La semana será intensa en clave interna. Hoy, la canciller se reúne con la cúpula de su partido y el martes lo hará con el grupo parlamentario conservador para intentar cerrar filas sobre las disensiones acerca de las condiciones del segundo rescate griego. Precisamente, el presidente de la Comisión de Interior del Parlamento alemán (Bundestag), Wolfgang Bosbach, se sumó ayer a las voces disonantes en las filas de la Unión Democratico Cristiana (CDU) a la reforma del rescate europeo y advirtió que no la respaldará en la votación del próximo septiembre.

«Sé que es importante para la coalición contar con una mayoría propia. Pero si no se modifica sustancialmente no podré aprobarla», afirmó Bosbach, en declaraciones al semanario «Focus». Al rechazo de este representante de la CDU de Merkel se sumó, en el mismo medio de comunicación, el de Franz Schäffler, experto en Finanzas del co-gubernamental Partido Liberal (FDP).

El gobierno alemán se propone someter a la aprobación parlamentaria, el 23 de septiembre, la revisión del fondo de rescate europeo (EFSF) según las resoluciones adoptadas en la cumbre del 21 de julio pasado por los líderes de la eurozona. La aprobación se da por segura, puesto que se prevé cuente con el apoyo de la oposición socialdemócrata, pero Merkel vería cuestionado su liderazgo de no obtener una «mayoría propia» o votos suficientes entre las filas gubernamentales. Desde varios sectores del partido de Merkel se ha pedido insistentemente la convocatoria de un congreso extraordinario, que la canciller quiere evitar a toda costa, previo a la votación parlamentaria, para abordar esa situación.

Criticas al eje francoalemán

Pero a Merkel también comienzan a lloverle las críticas desde Bruselas. El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, ha asegurado que la canciller y el presidente francés Nicolas Sarkozy no pueden decidir en solitario las fórmulas para sacar a Europa de la crisis. En una entrevista publicada ayer en la edición digital del diario flamenco «De Standaard», el exministro belga de Exteriores opina que la reunión que mantuvieron Merkel y Sarkozy esta semana no ha resuelto nada y debe interpretarse como una simple puesta en común de sus ideas de cara a las propuestas que harán al resto de líderes europeos. «Merkel y Sarkozy no han decidido nada esta semana», aseguró De Gucht.

Los problemas crecen para Merkel que, en la misma entrevista a la ZDF, ha intentado restar importa al negativo dato del PIB alemán en el segundo trimestre del año (0,1%) al asegurar que no hay peligro de recesión. Y este es el objetivo último de Merkel para espantar la idea de los eurobonos: salvaguardar a toda costa una economía que parece seguir funcionando y que para muchos de los países periféricos endeudados es la última esperanza para reactivar el crecimiento.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.