Sociedad

Sociedad

«¡Al cielo de Madrid con Él!»

La capital disfrutó de una madrugada de procesiones estivales en los traslados de los pasos que esta tarde participarán en el Vía Crucis de la JMJ

Día 19/08/2011 - 10.25h

Compartir

No es Viernes Santo, pero las calles Madrid han despertado llenas de cofrades. Cofrades que anochecieron a las puertas de la Catedral castrense, mientras esperaban la salida del Cristo de Mena, y que han amanecido, casi diez horas después, cuando la Virgen de Regla se colocaba en su altar en la plaza de Cibeles. Madrid, sin ser Semana Santa, ha vivido esta noche una madrugada cuyo resultado disfrutarán hoy los peregrinos de la JMJ. Durante toda la mañana podrán admirar y rezar ante los pasos con las estaciones del Vía Crucis que Benedicto XVI presidirá esta tarde en su segundo día en España.

La salida del Cristo de la Buena Muerte se retrasó cerca de media hora, hasta las 22:30 horas, mientras la Policía apagaba rescoldos de la manifestación anti-Papa del miércoles. El paso del crucificado de Palma Burgos por la calle Mayor y la Puerta del Sol fue escoltado por cuantiosos agentes que trataban de garantizar la seguridad del cortejo, que discurrió sin incidentes. Voluntarios de la JMJ formaron con sus manos un cordón alrededor del Cristo, mientras la banda La Columna de Alcalá de Henares hilvanaba marchas camino del Cuartel General del Ejército. Un dispositivo policial poco habitual en este tipo de celebraciones religiosas.

Pasada la una de la madrugada, las hermandades malagueñas de Mena y El Prendimiento convertían los alrededores de la fuente de la diosa del Real Madrid en una nueva Alameda Principal, avenida de la ciudad andaluza que constituye la carrera oficial. El Cristo de los Legionarios, a hombros de sus soldados, se encontraba con el misterio de El Beso de Judas, portado por cerca de 250 cargadores. No tardaron en escucharse repetidos “¡viva Málaga!”.

La madrugada papal y juvenil no había hecho más que empezar. Junto a la colegiata de San Isidro, los más trasnochadores aguardaban provistos de cámara y trípode para inmortalizar la salida de las hermandades procedentes de Úbeda, Jerez y Granada. Todas desfilaron en silencio tras el Gran Poder madrileño, al que una devota recibió con una saeta. Salía el Señor de la Misericordia jerezano y sólo se escuchaba la voz del capataz: “¡Al cielo de Madrid con Él!”. Y al cielo de una noche estival en el que el calor dio un respiro fue.

Esfuerzo del Nazareno de León

En la Puerta del Sol se vivía uno de los momentos de mayor intensidad. El Nazareno leonés del Dulce Nombre se asomaba a las calles de la capital gracias al esfuerzo de sus elegantes cargadores y las instrucciones de la voz de mando, el seise, que guiaba cada centímetro de la salida, la de mayor dificultad por la estrechez de la puerta lateral del edificio de la Comunidad de Madrid. Con los pasos enfilando Alcalá, cerraba el cortejo el Yacente segoviano de Gregorio Fernández, sin flores, sobre unas sencillísimas parihuelas.

En la iglesia del Carmen esperaba el extremo contrario: el paso de palio de la Virgen de Regla, la Dolorosa con la que JMJ saborea la Semana Santa sevillana. Veinte minutos antes de su salida, varios jóvenes que apuraban una noche de alcohol increparon e insultaron a los fieles que se arremolinaban para presenciar su salida. Fue necesaria intervención policial, aunque sin consecuencias. Su recorrido fue un abrazo de rezos cantados con los acordes de la guitarra.

Comenzaba a clarear el cielo cuando el Cristo de Medinaceli, devoción de devociones en Madrid, se reencontraba con Cibeles. Para entonces, la Sagrada Cena de Salzillo buscaba ya su sitio en el extremo del Vía Crucis más cercano a Colón. Sólo restaban por iniciar su traslado las cofradías de Zamora y Cuenca, que lo hicieron a la par, y la de Valladolid, que se retrasó hasta que la Virgen de Regla finalizaba su itinerario. Las Negaciones de San Pedro de Orihuela lo había hecho casi tres horas antes de lo previsto en el horario.

Terminaba la primera madrugada nacional, en la que se observaron los contrastes de esta rica tradición que hoy conocerán cristianos de todo el mundo. Las horquetas y el toque de ronda leoneses, las bocinas murcianas, el racheo de los pasos andaluces, los grandiosos tronos malagueños, los sobrios grupos escultóricos zamoranos… Todo en Recoletos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.