Sociedad

Sociedad

«La marcha "anti-Papa" será en Sol»

Las organizaciones laicistas retan al Gobierno: rechazan un itinerario alejado de las grandes vías y dicen al Ejecutivo que asuma el conflicto

Día 12/08/2011 - 06.26h

Compartir

El conflicto está servido. Los convocantes de la manifestación «anti- Papa» avisaron ayer a la Delegación del Gobierno en Madrid que, pese a su prohibición, no están dispuestos a cambiar el recorrido de la protesta, que finalmente se celebrará como estaba prevista, es decir, desde la calle Tirso de Molina a la Plaza de Sol, el miércoles 17 de agosto, la víspera de la llegada de Benedicto XVI, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

«Nosotros mantendremos sin violencia nuestra manifestación y si la Delegación de Gobierno se cierra en un búnker autoritario tendrá que correr con otro conflicto, como el que ya ha tenido que sortear con el 15-M. Nosotros no estamos dispuestos a que el Gobierno nos prive del derecho constitucional de expresar nuestras ideas», aseguró ayer a ABC, Evaristo Villar, portavoz de Redes Cristianas, una asociación de cristianos, surgida en 2006, y que se ha bautizado a sí misma como «la voz crítica de la Iglesia con la jerarquía eclesiástica».

«Resta visibilidad»

Este colectivo es uno de los convocantes de esta manifestación laicista, en cuyas filas se encuentran sectores de lo más variopintos, que van desde grupos feministas, homosexuales, ateos a ecologistas —como la Asamblea Feminista de Madrid, Ecologistas en Acción, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgt), o la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (Amal)—. También hay representantes de la izquierda —como el Partido Comunista o la Unión Republicana Federalista de Madrid— y hasta grandes desconocidos para la gran mayoría de la opinión pública, como el Círculo Poético de Burgos o la Logia Mozart del Gran Oriente de Francia.

Estas plataformas, que según sus datos ya suman un centenar, explicaron ayer que el recorrido propuesto por las autoridades por Lavapiés, «es peligroso y resta visibilidad a la protesta». En este sentido, Villar aseguró que las calles de este barrio son «demasiado estrechas para el número de participantes que se prevén y, por lo tanto, no se puede garantizar la seguridad». Los convocantes también aseguraron que no se trata de una manifestación «anti-Papa», sino de «una marcha laica, para defender la aconfesionalidad del Estado». A renglón seguido, Villar acusó al Gobierno, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de «derivar el dinero de la ciudadanía hacia una institución privada, como es la Iglesia católica para organizar la visita del Papa». «La Iglesia tiene suficientes privilegios como tener uno más», apostilló el portavoz de Redes Cristianas, quien además negó que la visita del Santo Padre suponga una inyección para la maltrecha economía española, como ha planteado el comité organizador de la JMJ, y hasta el propio subdirector del Patronato de Turismo de Madrid, David Martín Vallés.

La decisión de la Delegación de Gobierno no dejó satisfecho a nadie. Ni a la Comunidad de Madrid, que está preocupada porque «la JMJ se desarrolle de forma pacífica», ni siquiera a Izquierda Unida, que ayer pidió al Ejecutivo que explique el motivo del cambio del recorrido.

La consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, urgió al Gobierno que «elija otras fechas» para autorizar la manifestación «anti-Papa». Su propuesta ya tiene precedentes, cuando la pasada Semana Santa, la Delegación de Gobierno decidió postergar un mes la celebración de una «procesión atea», que pretendía coincidir con los pasos de Jesús del Gran Poder y de Jesús el Pobre.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.