Cataluña

Cataluña / el oasis catalán

La transversalidad

Compartir

En la Cataluña política, suele decirse que el catalanismo es el mínimo común denominador exigible a los partidos políticos catalanes

Día 05/08/2011 - 09.47h

La dichosa transversalidad. En la Cataluña política, suele decirse que el catalanismo es el mínimo común denominador exigible a los partidos políticos catalanes. Y suele añadirse que ese mínimo no puede desaparecer bajo ningún concepto. De hecho, aquellos partidos que no comulgan con el catalanismo —Partido Popular y Ciudadanos— no son bien vistos por el establishment político catalán. Precisemos la cuestión. ¿De qué hablamos cuando hablamos de catalanismo? Les propongo una visita al diccionario.

Si hacemos caso del diccionario —no de cualquier diccionario, sino del Diccionari del nacionalisme, de Imma Tubella y Eduard Vinyamata, 1978—, resulta que el catalanismo es aquel «movimiento popular que propugna el reconocimiento de la personalidad nacional y de la libertad política para Cataluña o para todos los Países Catalanes». Prosigamos: «el concepto “catalanismo” no especifica ninguna orientación ideológica precisa, aunque siempre ha sido de signo democrático y progresista». Más: «tampoco especifica bajo qué forma política y jurídica se llegará a la consecución de la libertad nacional de Cataluña».

En resumen: «tan catalanistas pueden ser los partidarios de la independencia o los partidarios de la autonomía». Finalmente: «el anticatalanismo es aquella actitud que se manifiesta contra la consecución de la personalidad nacional catalana. El anticatalanismo puede tener dos vertientes diferentes, pero al mismo tiempo equivalentes: a) la actitud contraria hacia Cataluña; y b) las actitudes manifiestamente contrarias a la idea de los Países Catalanes como un conjunto».

Gracias al diccionario —dejando a un lado la referencia a unos Países Catalanes que, esos sí, ya se han autodeterminado desde hace tiempo—, sabemos que quienes están a favor de la personalidad nacional y la libertad política de Cataluña son catalanistas y que, quienes se manifiestan en contra, muestran una «actitud contraria hacia Cataluña». Nótese el detalle: el anticatalanista no sólo es anticatalanista, sino que también va contra Cataluña. Digo yo —la cosa me suena— que debe ser un mal catalán. Resumo: la transversalidad y el catalanismo sirven para señalar a quien piensa distinto.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.