Economía

Economía

Histórico pacto del G-20 para doblar la producción agrícola mundial

El grupo concreta medidas para combatir la especulación y enfriar los precios

Día 24/06/2011
Histórico pacto del G-20 para doblar la producción agrícola mundial
ABC 

Francia asumió la presidencia de turno del G-20 con grandes propósitos. Uno de ellos, atajar la volatilidad de los precios de las materias primas, que agitó las revueltas en varios países árabes y ha hecho saltar las alarmas inflacionistas en Europa. Ayer, reunidas en París, las veinte principales economías del mundo acordaron luchar contra el «rally» alcista de los precios de los alimentos aumentando la producción agrícola mundial hasta en un 100% y atajando el apetito especulador con más información a los mercados.

«El alza de los precios de los alimentos es el gran riesgo mundial», espetó en enero Nicolas Sarkozy a las élites globales reunidas en Davos (Suiza). Pero pocos confiaban en que el presidente galo lograse frenar esa tendencia. «Es una utopía querer poner de acuerdo a la UE, EE.UU. y China», decía en febrero a este diario el economista Jean-Hervé Lorenzi, miembro del Consejo de Análisis Económico que asesora al Gobierno francés.

Pero ayer, al término del encuentro de ministros de Agricultura del G-20, el responsable galo del ramo, Bruno Le Maire, anunció un acuerdo «histórico» que incluye 56 medidas. La primera, aumentar la producción mundial. Y aunque no precisó en qué cantidad, el documento de trabajo que manejan los países reunidos estima que debería elevarse entre un 70% y un 100% para poder alimentar a los 9.000 millones de personas que, según los cálculos del grupo, poblarán el mundo en 2050.

Las naciones emergentes y productoras —entre ellas Brasil, Argentina y EE.UU.—, contrarias al intervencionismo en el mercado de las materias primas, defienden que para enfriar los precios basta con elevar la oferta —escasa debido a catástrofes naturales y meteorológicas— para satisfacer una demanda que va en aumento por la salida global de la crisis y el consumo en países como China.

Pero Francia, que culpa del actual nivel de precios sólo a la especulación, insiste en regular. París viene proponiendo, sin éxito, topes a la cantidad de compras que puede hacer un inversor en los mercados de futuros, donde se negocian contratos para el suministro de materias rimas en un plazo de entrega «futuro» fijado previamente.

Y ayer logró convencer al G-20 de hacerlos más transparentes. Los ministros aprobaron la creación del Sistema de Información de Mercado Agrícola, una base de datos global que dependerá de la FAO y que informará a los países y en tiempo real de la producción, el consumo y las reservas existentes. Se confía que eso despeje el mercado de mensajes especulativos que hacen que la volatilidad de los precios se dispare.

Las cinco líneas maestras del acuerdo

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.