Columnas

Opinión

Columnas

Schengen no es el problema

El ataque desaforado y simultáneo de varios gobiernos nacionales a esta realización de la Unión denota una pérdida de rumbo en Europa

Día 20/05/2011 - 13.28h

El punctum dolens no son las oleadas migratorias provocadas por las convulsiones en el norte de Africa. Tampoco cómo reformar la libre circulación de personas en la Unión, con el fin de atender mejor las situaciones de emergencia en un Estado miembro, una iniciativa legítima y para la que hay un cauce establecido en los tratados.

El ataque desaforado y simultáneo de varios gobiernos nacionales a esta realización de la Unión denota una pérdida de rumbo en Europa y este es el asunto de fondo que debe preocuparnos más. Los gobiernos han querido implantar controles fronterizos asustados ante las voces que siembran el miedo y han desafiado al sistema judicial europeo.

Todo el proceso de integración se funda en una visión ética de cómo tratamos al Otro, al que nos parece totalmente extranjero. El objetivo no es asimilarlo ni repudiarlo sino respetarlo y establecer una convivencia estrecha entre europeos en una comunidad de Derecho.

A la resistencia a cumplir con uno de los capítulos más emblemáticos de la integración se suma esta semana un nuevo escándalo que empeora a Berlusconi, protagonizado por el icono progre Dominique Strauss-Kahn. Su caída puede hacer que los europeos perdamos cuota de poder en el FMI, en un momento en el que el apoyo de esta organización es vital para superar la crisis de deuda. Y, last but not least, el síndrome populista asoma también en Escocia, con el reciente anuncio del nacionalismo tras su victoria electoral, de que convocará un referéndum independentista, consulta que por cierto obtendría un afirmativo sí en Inglaterra.

La Unión fue creada para unir preservando identidades y sus principios, normas y modus operandi contienen un régimen anti-secesión. Pero para que funcione este corsé hace falta voluntad política y convicciones morales, desde las que denunciar el intento de crear pueblos químicamente puros y separados, sin minorías que los contaminen.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.