Columnas

Opinión

Columnas / LA CONTRACRÓNICA

El socialismo chic

La revolución estética del socialismo no podía haber llegado más lejos

Día 16/05/2011 - 02.56h

Zapatero se presenta en la plaza de toros de Zaragoza con un elegante traje beige sin corbata, de ejecutivo en reunión informal, haciendo honor a la revista Madame Figaro, que lo nombró uno de los políticos más chic de Europa. En perfecta conjunción con el líder, Belloch, Marcelino Iglesias y Eva Almunia, visten clásicas chaquetas azul marino, ella con un notable parecido a Michèlle Alliot-Marie, la ex-ministra de Sarkozy. Es el socialismo chic, tan lejos de la pana, de los cuadros y de los jerséis obreros. Se los ha quedado todos Cándido Méndez, el último obrero del socialismo. La derecha se ha ido quitando corbatas, chaquetas y ropa de diseño para no parecer tan de derechas. Y se las ha puesto la izquierda, que no tiene problemas de identidad con su marca. Por si tales indumentarias indujeran a confusión, el socialismo chic arremete con la pasión de siempre contra la «derecha extrema». Sobre todo, Marcelino Iglesias, con su voz y aspecto de profesor bondadoso, cambia el adjetivo de lugar y clama contra la extrema derecha y la declara inhabilitada para gobernar en Aragón por haber aprobado el trasvase. Zapatero añade hoy otra variante a la derecha extrema, la derecha más derechista de Europa. Algo más bajo de tono que días pasados, quizá por la tremenda ración dominical de encuestas demoledoras. Y por el nuevo «pinchazo» tras el lleno de ayer. Y no consuela el «pinchazo» de Rajoy en el mismo lugar porque éste iba a ser el fin de semana en el que empezaba la remontada. El PP perderá de nuevo, dice… en las próximas generales. Como los madridistas, la Champions, el año que viene.

A la salida del mitin, espectáculo fascinante, el de la primera dama de Zaragoza, Mari Cruz Soriano, repartiendo besos y abrazos a los militantes socialistas con look marbellí total: leggins, sandalias de serpiente, gafas de sol, melena leonina. La revolución estética del socialismo no podía haber llegado más lejos.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.