Internacional

Internacional

Eudosio Becerra «Enseñaré la lengua uitoto hasta que me muera»

Profesor de idiomas indígenas en peligro de desaparecer, Becerra cree que cuando muere una lengua muere una cultura

Día 15/05/2011
Eudosio Becerra «Enseñaré la lengua uitoto hasta que me muera»
ALEJANDRA DE VENGOECHEA 

Lo primero que recuerdo es haber visto a mi padre sobre una tabla de madera vencida. «Está muerto», dijo mi madre. «Pero si lo puedo tocar», le respondí. «Se fue. Su esencia no está. Nos dejó. Nunca lo volverás a ver», remató. Tenía cinco años. Vivía en El Encanto, Amazonas, a orillas del río Putumayo y me quedé con la imagen de un padre que cazaba micos, venados y dantas. Vengo de la etnia indígena colombiana uitoto y desde niños arábamos la tierra, pescábamos. Hoy somos 600 uitotos y solo 50 hablamos el idioma.

El uitoto es uno de los 68 dialectos indígenas que hoy se hablan en Colombia. Daniel Aguirre, director del Centro de Lenguas Aborígenes de la Universidad de los Andes, dice que hay idiomas, como el barasana, que solo lo hablan 200 personas. La última persona que hablaba tinigua, por ejemplo, murió hace tres años. El tinigua desapareció con su partida. En el año 1.500, con la conquista española, existían 300 idiomas indígenas. Nos estamos extinguiendo en la historia.

Lo cierto es que aprender el castellano era cuestión de supervivencia para nosotros los indígenas. Llegaban los misioneros católicos a evangelizar, a alfabetizar. Y se aprendía en español. Yo lo hablé a los 12 años. Cuando leía y escribía me dediqué a navegar por el sur de Colombia. Transportaba víveres, comida, gasolina, petróleo por los ríos. Hasta que un día me encontré con unos lingüistas. Que querían rescatar los idiomas indígenas, hacer estudios, no perder una cultura. «¿Qué estoy haciendo?», me dije cuando vi a estos señores. «No tengo rumbo en mi vida. Navego y navego y no he llegado a ser alguien». En 1984 me convertí en el primer indígena que ocupó una vacante en el departamento de lingüística de la Universidad Nacional de Bogotá, la capital. Hoy tengo 61 años y enseño uitoto en esta universidad, que se ha preocupado por preservar los idiomas indígenas: por eso aquí se enseña wayuu, nasa, uitoto y embera. Tengo varios estudiantes que me dicen: «Si la gente habla francés e inglés, ¿por qué yo no voy a aprender uitoto?». Les enseño cosas prácticas. Cómo sostener una conversación fluida, cómo saludar, cómo pedir comida, cómo sobrevivir en las etnias. Así nos tocó a nosotros con el castellano. Mis tres hijos entienden uitoto. Pero no les importa. El idioma refleja las tradiciones, la historia de la gente. Por eso cuando se muere un lenguaje, se muere una cultura. Eso no puede pasar. Seguiré enseñando uitoto hasta que me muera. Por lo menos sentiré que hice algo».

TRANSCRITO POR ALEJANDRA DE VENGOECHEA

CORRESPONSAL EN BOGOTÁ

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.