Economía

Economía

Portugal sufrirá tres años de duros ajustes sociales a cambio del rescate

Recortará el gasto en sanidad, educación, pensiones, salarios y puestos públicos y subirá los impuestos

Día 05/05/2011

Pese a la opinión expresada por el primer ministro portugués en funciones, José Sócrates, de que se había llegado a un buen acuerdo con la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, los detalles del plan de rescate conocidos ayer apuntan en otra dirección. El proceso, que supondrá préstamos de las instituciones internacionales al país por importe de 78.000 millones de euros en tres años, conllevará para los ciudadanos un verdadero «tsunami» de recortes de prestaciones sociales y de aumentos de tasas e impuestos en aras de reducir el déficit público del 9,1% del año pasado al 3% del Producto Interior Bruto en 2013.

Entre las medidas que forman parte del acuerdo, que tendrán que ser aprobadas definitivamente por los ministros de Economía de la Unión Europea a mediados de mayo, figuran recortes de gasto público por importe equivalente al 3,4% del PIB y aumentos de los ingresos en un montante del 1,7% del PIB.

La reducción del gasto público se hará mediante la congelación de los salarios públicos y de las pensiones hasta 2013, a excepción de las mínimas, la rebaja de un 1% del número de funcionarios públicos en la Administración central y de un 2% en el caso de las local, a lo que se añade un recorte de los gastos operacionales de las empresas públicas de un 15%.

En la otra cara de la moneda, el aumento de los ingresos vendrá por la vía de las subidas de impuestos y de las tasas. Como ejemplo, valga que las pensiones superiores a 1.500 euros pasarán a pagar impuestos o que subirán el IVA, los impuestos a los coches y al tabaco al tiempo que se reducirán muchas deducciones fiscales y se privatizarán empresas públicas, como la simbólica TAP, Galp, EDP o los propios aeropuertos. El objetivo es que las arcas del Estado puedan ingresar 5.300 millones de euros hasta 2013 en concepto de privatizaciones. La estrategia es que haya un plan de venta de activos públicos en estas empresas tanto este año como en 2012.

12.000 millones a la banca

Tal y como ocurrió en los rescates anteriores, sobre todo en el de Irlanda más que en el griego, los bancos lusos también recibirán fondos, en concreto 12.000 millones para su saneamiento en forma de créditos. La idea es que aprovechen este dinero para elevar su solvencia, medida por el ratio «core Tier 1», para que pase del actual 9% que exige el Banco de Portugal al 10% en 2012. En todo caso, el acuerdo alcanzado entre las instituciones multilaterales y Portugal, de 34 páginas, y al que ha tenido acceso ABC, señala que las entidades que quieran beneficiarse de fondos públicos tendrán que respetar las reglas europeas de competencia, por lo que es previsible que entre el capital privado para evitar pasar el examen de la Comisión Europea.

En el terreno político, Gobierno y oposición quieren quedarse con los méritos de un acuerdo que será hecho público esta mañana en Lisboa por los representantes de las instituciones internacionales. Los dos principales partidos políticos se esfuerzan por aparecer como los protagonistas de las negociaciones.

Después del discurso de Sócrates ayer fue el turno para escuchar al líder de la oposición, Pedro Pasos Coelho. Reconoció que el acuerdo con la troika es duro y que por ello será necesario un obierno muy comprometido con su ejecución para que sea un éxito y no un fracaso.

Contestando a Sócrates, que aseguró el pasado martes que el programa de ayuda externa tuvo su origen en el PEC IV, el plan de recortes rechazado por la oposición, Passos Coelho cree que eso es pura fantasía y reiteró que su partido hizo bien al frenarle.

Sobre un posible apoyo de su partido al programa se limitó a decir que no pretenden aprobarlo sin un análisis completo, ya que se trata de un documento bastante complejo y extenso.

Mientras, el ministro de la Presidencia, Pedro Silva Pereira, apeló a la «responsabilidad» de la oposición para que no rechace el acuerdo financiero..

Movilizaciones en marcha

Por su parte, el partido comunista PCP rechazó el ajuste, que asegura que servirá únicamente para la banca. La misma opinión comparte el Bloco de Esquerda que teme unas duras condiciones de tipos de interés para devolver la ayuda. La derecha (CDS-PP) aplaude las medidas anunciadas pero espera conocer la parte mala del acuerdo con la troika. El principal sindicato, la CGTP, de tendencia comunista, tildó el ajuste de amenaza para los derechos sociales y también anunció movilizaciones.

Además de la cuestión política portuguesa, otra de las incógnitas sobre este rescate es la posición final que tendrá Finlandia, cuyas recientes elecciones dieron como tercera fuerza política a un partido político que está en contra de ayudar a otro país de la eurozona. La respuesta, en el Ecofin de mediados de mayo en Bruselas.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.