Columnas

Opinión

Columnas

David Gale «Hemos vestido a todos los James Bond de la historia»

Sastre de los atildados agentes 007, por su tienda han pasado también el Príncipe de Gales, Reagan y George Bush padre

Día 01/05/2011
David Gale «Hemos vestido a todos los James Bond de la historia»
DAVID SALAS 

Qué mejores días que estos para recordar lo único que puede llegar a hacer indistinguibles a un miembro de la realeza y a Shozna, la «sin techo» de veinte años de origen indio que fue invitada este viernes a la boda entre Guillermo de Gales y Catalina: el deseo de ir bien vestido, y la mediación de un buen sastre. A satisfacerlo he dedicado toda mi vida desde que en 1969, con 18 años, crucé desde el Este de Londres donde nací al Oeste a buscar trabajo haciendo camisas. Quería ser arquitecto, pero era imposible encontrar plazas de aprendiz en ningún estudio, y un amigo me ofreció ganar unas libras en un negocio textil. El país vivía en plena euforia años 60, un periodo de gran creatividad que, visto desde este barrio, supuso el inicio del declive y cierre de muchas de las principales firmas londinenses de ropa a medida. Hasta entonces, los hijos salían de la escuela o la Universidad y entraban a trabajar vestidos exactamente igual que sus padres, una convención que garantizaba el recambio generacional de nuestra clientela. Pero el «flower power» rebajó la consideración del vestir. Los rockeros ya no entraban en la tienda, excepto cuando su banda triunfaba. Los «mods», sí. Y siguen viniendo a hacerse trajes a medida. El problema es que ya tienen 60 años.

En 1974 entré a trabajar en Turnbull and Asser, cortando camisas en el taller. Ganaba unas 25 libras por semana. Y aquí sigo, 37 años después. Nuestros clientes agradecen la familiaridad, no quieren sorpresas. Les tomamos las medidas, les susurramos sugerencias con mucha mano izquierda y cortamos las camisas y los trajes calculando cómo de flexible es el tejido elegido y cuánto encogerá. Nunca sirve la primera toma; la gente, cuando se ve en mis manos, adopta una pose elegante que no es su posición natural después. ¡Cómo cambian algunos cuando se ponen el traje! Por la tienda ha pasado mucha gente. Estamos aquí desde 1885 y tenemos el sello real como modistas del Príncipe de Gales, que viste con nuestra ropa. Vienen algunos políticos, pero no quiero dar nombres, aunque es público que Reagan y Bush padre han sido clientes nuestros. Churchill, Leonard Cohen, Donald Shuterland, Robert Redford, Sean Penn... Michael Caine prefería siempre que fuéramos a tomarle las medidas a casa. Y todos los James Bond, por supuesto: Sean Connery, Roger Moore, Pierce Brosnan y Daniel Craig. Aunque mi mayor placer fue vestir al primer Bond, el malogrado 007 de «Casino Royal»: David Niven, el más elegante sin duda, un gran tipo.

TRANSCRITO POR BORJA BERGARECHE

CORRESPONSAL EN LONDRES

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.