C. Valenciana

C. Valenciana / A PUNTO

Aquí no se habla del Madrid-Barça

Día 20/04/2011 - 10.45h

ALGÚN espacio de la prensa debe quedar libre del asunto futbolero del día de hoy, ése mismo que tiene a buena parte del personal traspuesto, arrebolado, enardecido cuando no empeñado por tratar de conseguir una entrada en la reventa que, por lo visto, alcanza cifras de bochorno y, por su cuantía, merecedoras de que Hacienda no pierda la parte del león. No todo va a ser hablar del partido del siglo. Si se habla de cuatro encuentros entre los mismos contendientes, Liga, Copa del Rey y Champions, en tan corto espacio como el de tres semanas, quiere decirse que los siglos, o los partidos, ya no son lo que eran.

No está mal, sino todo lo contrario, que algún trago de la copa del Rey se quede en Valencia. La ciudad se ofrece para la ocasión con la hospitalidad que la caracteriza. Pone un estadio que no se ha jubilado como se pretendía porque también, forzosa y financieramente, le alargaron la vida laboral. Y es que a estas alturas del siglo, entendido éste en su cómputo real, Mestalla ya debía estar ocupado por algo más que los cimientos de torres tan altas… que cayeron sin que nunca llegaran a ser levantadas. Qué cosas tiene el mundo del fútbol. Y de las finanzas.

Si el partido del siglo (o de la semana, porque en realidad eso) sirve para que se produzcan otros encuentros, como el del presidente catalán Artur Mas con un centenar de empresarios valencianos en la Cámara de Comercio de Valencia, con José Vicente Morata como anfitrión, tanto mejor. Un encuentro al que también asistirán los presidentes de las cámaras implicadas en hacer realidad el proyecto del corredor del Mediterráneo, así como mejorar las relaciones económicas y empresariales entre autonomías vecinas, sin que el fantasma de los países catalanes esté de por medio en plan tocapelotas. Visitas como esta sí que interesan y deben ser consideradas de provecho mutuo frente las inútiles de quienes estos pasados días han vuelto por aquí a darnos la tabarra pancatalanista, como Carod Rovira invitado estrella de la manifestación a favor de TV3 organizada por Climent a propósito del 25 de abril. A la vista está que la conmemoración de la Batalla de Almansa aguanta todo lo que le quieran echar.

Y un recado para quien corresponda, que en este caso incluye a algún colega de la casa de ABC que se ha dejado intoxicar seguramente por despiste. El fotógrafo Agustí Centelles, por más que insista en hacerle catalán, nació en El Grao de Valencia en 1909, si bien es cierto que desde muy joven se estableció en Barcelona. La venta por parte de sus hijos de su rico y extraordinario archivo fotográfico, unos 12.000 negativos sobre la II República y la Guerra Civil, al Ministerio de Cultura ha motivado la airada reacción de quienes —como el que fuera subdirector general de Archivos de la Generalitat, Ramón Alberch— consideraban que el archivo debía quedarse en Cataluña. Alberch ha dicho que «Centelles fue un fotógrafo excepcional y sus hijos unos aprovechados». Él sabrá porqué lo dice, pero debe quedar claro a todos los efectos que Centelles fue valenciano y sus hijos —la pela es la pela—catalanes.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.