Internacional

Internacional

Perú deberá elegir el mal menor: Humala o Keiko

La confirmación de que el nuevo presidente será el ultranacionalista o la hija de Fujimori provocó nervios en buena parte de la sociedad

Día 12/04/2011
El presidente de Perú, Alan García, salió ayer a tranquilizar a su país y al resto del mundo: «No tengan temor. Estoy convencido de que nada malo va a ocurrir. El país es lo suficientemente sólido para mantener su rumbo». La confirmación de que el nuevo presidente será el ultranacionalista Ollanta Humala (Gana Perú) o Keiko Fujimori (Fuerza 2011), provocó nerviosismo entre banqueros, empresarios y buena parte de la sociedad. En concreto, en ese 50 por ciento que, sumado, votó por los candidatos de la derecha: el ex presidente Alejandro Toledo (Perú Posible), Pedro Pablo Kuczynski (Alianza por el Gran Cambio) y Luis Castañeda (Solidaridad Nacional).
Perú deberá elegir el mal menor: Humala o Keiko
REUTERS 
Fujimori y Humala

La noche de las elecciones, como estaba previsto, fue larga. Ollanta Humala, con el 31 por ciento de los votos, tenía asegurada la victoria. El problema estaba en su adversario para la segunda vuelta del próximo 5 de junio.

Tres recuentos rápidos garantizaban, sin margen de error que pudiera alterar el resultado, el segundo puesto para Keiko Fujimori, con el 23 por ciento. La difusión parcial del escrutinio que ponía por delante a Pedro Pablo kuczynski (conocido como PPK) provocó que el candidato revelación, de extraordinario crecimiento en la recta final, no asumiera su derrota hasta ayer por la mañana.

El ex presidente Alejandro Toledo (15 por ciento) fue más humilde y ágil para reconocer su fracaso: «Miremos el futuro con esperanza. No podemos perder lo que juntos hemos logrado. Sigamos vigilando y protegiendo la democracia», manifestó temprano.

Guiño de Toledo

Luego, sin mencionarlo, Toledo le hizo un guiño a Humala: «Perú ha demostrado su enojo, de un país donde el crecimiento económico no llega a todos y han encontrado en un candidato alguien que canaliza esta protesta. El problema es que no sabemos dónde termina esta protesta».

Con estos resultados en Perú, los dueños del dinero están intranquilos (la Bolsa caía 2,51 al mediodía). Sin embargo, a juicio de los analistas, ven un haz de esperanza en la candidata que podría convertirse en la primera mujer presidente de la historia de Perú. También la mayoría de los votantes que se ven obligados, una vez más, a elegir entre el mal menor. «Hay más proximidad con Keiko porque genera menos temor en la ciudadanía», asegura el sociólogo Manuel Saavedra, director de la consultora CPI.

El bolsillo

El neoliberalismo de Alberto Fujimori —herencia que reclama como propia su hija— pesa más en el bolsillo de los votantes que los escuadrones paramilitares y atropellos a la democracia. Los sectores que no coinciden con esa idea son una minoría localizada entre intelectuales y una clase media que no logra borrar de su memoria el Estado paralelo que montaron durante una década Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, una versión andina de Rasputín. El analista Sinesio López es de los pocos que opina diferente, «los votos de Toledo se irán para Ollanta Humala y la gente de PPK que tenga cierto sentido de la ética y sensibilidad también».

«Confío en que nadie absolutamente irracional puede tomar el Gobierno». Alan García desarrollo ampliamente su teoría del no caos y continuó enviando un mensaje de «tranquilidad a los sectores de la clase media, a los inversores, a los mercados internacionales y nacionales. El que salga elegido forzosamente tendrá que convocar a las demás fuerzas», anticipó el jefe del Estado.

Pactos

En los próximos dos meses muchas cosas pueden pasar, pero quizás una sola pueda ayudar a Perú. «No descarto que haya acuerdos de gobernabilidad entre los bloques de Ollanta Humala y de Keiko Fujimori. A ninguno le conviene que el país retroceda», reflexiona Sinesio López tratando de desterrar el fantasma del desastre. En ese marco López está convencido de que Alan García, bajo cuerda, moverá sus cartas «a favor de Keiko, hay un pacto», asegura.

El jefe del Estado peruano advirtió en campaña que «el presidente no puede elegir quien lo sucede pero sí quien no gana las elecciones». Su partido, el Apra, «todavía puede influir en torno al 7 por ciento de la votación (el próximo 5 de junio)», explica Saavedra.

Hasta entonces la única certeza será la distribución de los 130 escaños del Congreso. Ollanta Humala (Gana Perú) logró la mayoría con 46 «curules», seguido de Keiko Fujimori (Fuerza 2011), con 38 escaños, y de Perú Posible, de Alejandro Toledo, con veintiún escaños. El resto se repartieron en partidos menores. Traducido a capacidad legislativa significa, según Giovana Peñaflor, de la consultora Imasen, que «necesitan pactar».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.