Córdoba

Córdoba / Juicio por el crimen de Rute

El acusado dice que no disparó a matar y que quería a la víctima

Reconoce que apretó hasta tres veces el gatillo, pero que «estaba trastornado»

Día 06/04/2011 - 09.30h

Impasible, casi sin pestañear y, ante determinadas preguntas, hasta altanero. M.G.R., acusado de asesinar a su ex novia, Carmen Romero, a la que disparó con una escopeta de caza en septiembre de 2006 en la localidad de Rute, declaró ayer que «ni apunté ni nada; mi intención no era matarla», puesto que «yo la quería».

No obstante, reconoció que la madrugada de autos, cuando fue al encuentro de la víctima, que se encontraba interna en un centro de acogida, apretó hasta tres veces el gatillo, pero «no era yo; estaba trastornado. Creí que estaba con otro» porque «la vi salir del piso de un chico espeluznada, como si se hubiese acostado con ese muchacho».

En cuanto a la secuencia de los hechos, M.G.R. explicó que antes de ir al encuentro de la joven fue a recoger a su amigo, M.R.C., que también está acusado como presunto colaborador por prestarle el arma homicida.

«Se subió a mi coche con la escopeta. Habíamos quedado para probarla porque se encasquillaba. Arranqué y fuimos a por Carmen para que se viniese, pero no estaba en el centro. La llamé al móvil y lo tenía apagado», señaló el procesado.

Fue entonces cuando vio salir a una amiga de la joven del piso en el que también estaba su ex novia «y empecé a ponerme nervioso».

Cuando se encontró con la víctima, «comenzamos a discutir; me insultó y me tiró el móvil que le había regalado. Le grité que era una puta y M.R.C. me dijo que sacara la escopeta. No sé lo que me pasó», manifestó.

Su versión es diametralmente opuesta a la que dio su presunto cómplice y amigo. Señaló que «fue M.G.R. quien cogió el arma de mi casa, aunque no lo vi. Dijo que quería ir a ver a Carmen para que le diese el móvil que le había comprado. Estaba nervioso. Cuando vio a Carmen salir de casa del chico, se pusieron a discutir y lo que oí después fueron tres ¡boom!. Me quedé impactado», apuntó al jurado M.R.C.

Ambos se montaron en el coche de M.G.R., que «se echó a llorar, diciendo que había hecho una locura y que se quería ir a Francia. Pero lo convencí para que se entregase. Yo llamé al 112 y no contestaron. Después, él avisó a la Guardia Civil y lo detuvieron», dijo el supuesto colaborador en el crimen.

Celoso y violento

Sobre la relación de su amigo con la víctima, M.R.C. dijo que «era muy celoso; una vez le pegó y no quería que nadie se acercase a su novia».

Durante la jornada de ayer se dio lectura a la declaración que Carmen prestó ante el juzgado en junio de 2007 —moriría en 2009 como consecuencia de las secuelas, según defiende el fiscal y las acusaciones—. La joven dijo que la noche de autos, M.G.R. se presentó en el centro y discutieron. Sacó el arma y le disparó. M.R.C. no hizo nada para evitarlo. Su ex novio ya le había pegado antes y solía insultarla, pero no se le ocurrió denunciarlo.

La amiga con la que Carmen estaba la noche del tiroteo también testificó ayer. Manifestó entre lágrimas que M.G.R. gritó a Carmen «si no eres para mí, no lo serás para nadie. Y a mí me dijo: “¡Corre, puta, que te mato!”». El juicio proseguirá hoy con la declaración de más testigos del suceso.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.