España

España

Un capo ruso retorna esposado a España

Huyó de la espectacular «Operación Avispa» en 2005 tras recibir un soplo policial. Pero su buena suerte acaba de terminar. A las diez de la noche de ayer llegó en un avión procedente de Moscú para ser juzgado en España

Día 01/04/2011 - 11.30h
Madrugada del 17 de junio de 2005. Se acaba de poner en marcha la «operación Avispa» contra la mafia rusa, el mayor golpe policial asestado en Europa contra el crimen organizado. En el edificio de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, en Vía Laietana, un comisario de Crimen Organizado y un fiscal Anticorrupción, agotados por la tensión, se miran y ríen de esa forma en la que solo pueden hacerlo dos personas que han compartido meses de intenso trabajo, que han conseguido algo que parecía inalcanzable y que ven cómo en el último momento uno de sus objetivos principales huye... por un chivatazo policial. Las sillas de oficina se deslizan por la sala sin otro sentido que el de relajar tensiones.
ABC

Diez de la noche de ayer. Aeropuerto de Barajas. A bordo de un vuelo regular procedente de Moscú llega Tariel Oniani, georgiano nacido en Kutasi el 2 de junio de 1958, acompañado por policías españoles adscritos a Interpol. Es el «vor v zakone» (ladrón en la ley) fugado gracias al soplo policial. Por primera vez la Fiscalía rusa ha accedido a entregar a un capo para ser juzgado en nuestro país, en este caso por asociación ilícita y blanqueo.

No es un jefe mafioso cualquiera. Alexander Litvinenko, el ex agente ruso envenenado con Polonio 210 por vincular a altos cargos de de su país con el crimen organizado, dijo de él a la Policía española durante un encuentro secreto en una capital europea, que se trataba de un individuo extremadamente peligroso, protegido por el FSB (servicios secretos rusos) y con excelentes relaciones con políticos influyentes de su país.

La organización en España de este individuo, según sostienen fuentes policiales, tenía dos ramas. La primera de ellas, la criminal, estaría liderada por Giorgi Mikadze, condenado ya por tráfico de drogas. Como ya adelantó ABC, este individuo fue empleado del Barcelona en la época de Joan Laporta, de quien sería uno de sus hombres de confianza. Actualmente está fuera del club.

Pero la organización de Oniani tenía una segunda rama, dedicada al blanqueo de dinero y a «cultivar amistades». Estaba liderada por Malchas Tetruashvili, y el entramado empresarial tenía su núcleo en negocios de hostelería que eran frecuentados por buena parte de la flor y nata de la sociedad catalana. Tetruashvili fue además quien entró en contacto con el subdelegado del Gobierno en Barcelona para intentar conseguir trato de favor para lograr permisos de residencia para sus trabajadores.

Cuando la Policía entró a las cinco de la madrugada del 17 junio de 2005 en el palacete de tres plantas del elegante barrio de Pedralbes en el que residía Oniani —está valorado en cuatro millones de euros—, sólo encontró a la asistenta y a la hija del capo. Su cama estaba aún caliente. Anoche, tras tomar tierra en Madrid, le comunicaron que su próximo destino era una celda de aislamiento de una cárcel madrileña. Hoy comparecerá ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y un fiscal Anticorrupción.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.