Economía

Economía / ECONOMÍA

España, a la cola de Europa en formación continua de trabajadores

La inversión en formación continua bonificada del sector privado español no alcanza ni la mitad de la media europea, pese a crecer a razón de casi el 50 por ciento anual desde 2008

Día 28/02/2011 - 11.31h

En pleno terremoto económico, rebosante el mercado de incertidumbre y hambrientas las empresas por ganar en competitividad, el sector privado español gira la vista hacia la formación de sus empleados. Desde 2008, año de explosión de la burbuja financiera, la inversión en formación continua bonificada ha crecido en España a un ritmo de casi un 50 por ciento al año. Sin embargo, los datos sitúan a las empresas nacionales a la cola de Europa en la aplicación de este tipo de programas de aprendizaje para empleados.

La participación de compañías privadas en programas de formación continua ronda en España el 20 por ciento, mientras que la media europea se sitúan en el 50 por ciento. Las empresas españolas con al menos un empleado disponen de un crédito anual para financiar los cursos de sus trabajadores, cuyo importe depende de la amplitud de la plantilla. Pese a ello, solo el 21 por ciento de los empleados del sector privado recibieron en 2010 algún tipo de formación bonificada, una práctica más extendida en el resto de Europa. En Alemania, por ejemplo, se benefician de ello el 52 por ciento de los trabajadores, mientras que en los países nórdicos la media es del 70 por ciento.

El desconocimiento de empresas y empleados sobre este tipo de programas es el principal factor del retraso español, según José Luis Salguero, presidente de la Asociación de Entidades Organizadoras de Formación Continua (AENOA), que organiza del 3 al 5 de marzo su congreso anual. «En los últimos años las campañas informativas de la Fundación Tripartita y del Ministerios de Trabajo han sido muy escasas y mejorables», asegura.

Reciente tendencia al alza

Con todo, la tendencia de los últimos años evidencia un importante crecimiento de los esfuerzos en ese sentido. En 2008, 201.000 empresas tomaron parte en cursos de Formación de Demanda, un 47 por ciento más que el año anterior. En 2009 el incremento fue del 46 por ciento, para sumar un total de 300.000 empresas. Y en 2010 esa cifra se ha disparado hasta 390.000. Unas cuotas de crecimiento que constatan el empeño por situarse a la altura de las empresas europeas en el ámbito de la formación a empleados.

El IV Congreso Nacional de Formación Continua Bonificada que organiza AENOA es el mayor punto de encuentro de proveedores de formación y empresas. En él se perfilarán las nuevas líneas estratégicas para seguir creciendo con la intención de situar a España a la altura de sus vecinos europeos. Emilio Duro, Juan Manuel López Iturriaga y Carlos Gómez Plaza serán algunos de los ponentes en un congreso que pretende dar las claves para aumentar la competitividad de nuestras empresas a través del aprendizaje. No en vano, según José Luis Salguero, «la formación continua es el principal trampolín dentro de las políticas activas de empleo para disminuir el diferencial de productividad y competitividad con el resto de Europa».

«La teoría dice que la formación continua está diseñada con acciones formativas que buscan la adquisición y mejoras de competencias profesionales de los trabajadores», explica el presidente de AENOA. «Este principio se cumple con la Formación Bonificada, ya que permite a los trabajadores aumentar su cualificación, su capacidad productiva y ser más eficientes, lo que repercute en que las empresas sean más competitivas y rentables», añade.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.