España

España / 30 años del golpe de estado

Manuel Fraga: «Así fue mi 23-F»

El presidente de Alianza Popular nos cuenta como vivió el golpe de Estado encabezado por Antonio Tejero, Alfonso Armada y Milans del Bosch

Día 23/02/2011 - 10.28h
El 23 de febrero de 1981 fue un día intenso al que siguieron largas jornadas que me tocaron vivir muy de cerca. En el marco de una España que estaba pasando por una situación delicada, aquella tarde se votaba la investidura de Calvo-Sotelo y yo, como el resto de diputados, estaba en mi escaño de la Carrera de San Jerónimo cuando se montó un gran jaleo en la entrada, comprobé que eran guardias civiles y no etarras disfrazados y en ese momento pensé que algo serio estaba pasando. Tras el desconcierto de los primeros minutos había que hacer algo, nunca he sido hombre que se queda a la espera de los acontecimientos y en un primer momento, negocié con los asaltantes para que dejasen a las mujeres abandonar el edificio, una de ellas estaba embarazada, debí de ser convincente porque las dejaron salir a todas excepto a una que se quedó voluntariamente para ayudar y fue de gran ayuda. Como mucha gente sabe, me enfrenté al ex teniente coronel Tejero al que le recriminé su actitud. Se enfadó muchísimo conmigo. Fue un momento tenso. Me sacó a empujones del salón y me llevó al despacho del Presidente del Congreso donde comprobé que era imposible saltar a la calle porque había mucha altura. Pasé toda la noche en aquel despacho con unos guardias civiles muy amables custodiándome. Como anécdota: fui el único que salió de allí afeitado.

Lo que vino después es de sobra conocido por todos nosotros, aquella imagen de la intentona de golpe de Estado dio la vuelta al mundo, como era de esperar, dado el interés que despertaba una España que estaba poniendo en práctica su transición democrática. El momento clave para parar aquello fue la aparición pública aquella noche del Rey, del Jefe del Estado, comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y titular del poder moderador que le otorga la Constitución. Nuestro Rey, con un excelente criterio, se dejó asesorar por el entonces secretario general de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo, que había sido secretario al menos de cinco ministros del Ejército, y que fue aconsejando al Rey de las llamadas más apropiadas. Todas funcionaron, aunque la comunicación con Valencia debió de ser muy delicada ya que la orden de que los tanques saliesen a la calle estaba dada. Una vez resuelta la situación, creí que era conveniente abandonar el edificio de forma ordenada para dar a la opinión pública una imagen en positivo de sus representantes y solicité al presidente del Congreso, Landelino Lavilla, que levantara la sesión.

El Rey, al día siguiente, tuvo la acertada idea de convocar una serie de reuniones, a alguna de las cuales fui invitado a asistir, para evitar que todo lo que se había logrado el día anterior lo fuese a estropear cualquiera. Fue decisivo su papel a la hora de frenar el intento de los golpistas y fortalecer el sistema democrático. El 23-F de 1981 es un día que los españoles no debemos olvidar por la suerte de tener un Rey como el que tenemos y cuyo papel ha sido, e incuestionablemente sigue siendo, esencial para todos lo que creemos en la libertad y en la democracia.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.