Columnas

Opinión

Columnas

Merkel y el mito de Sísifo

A España le queda un tortuoso camino por delante si quiere alcanzar las metas de competitividad que la Merkel exige

Día 04/02/2011

Antes de la foto de familia del miércoles en La Moncloa los agentes sociales ya se dieron la manita en febrero con la firma del acuerdo de negociación colectiva. Un marco salarial que, recordemos, establecía una subida del 1% para 2010, entre el 1 y el 2% en 2011 y entre el 1,5 y el 2,5% en 2012. Pero como no hay excepción que no confirme un pacto, empresarios y sindicatos establecieron también la consabida cláusula de revisión para ajustar los sueldos a la inflación real al término del presente trienio. El primer año se ha saldado con un crecimiento del IPC del 3%, de manera que ya se ha creado, de entrada, un déficit salarial del 2% que pone en tela de juicio la eficacia de todo el plan.

La economía española de andar por casa, con sus pequeños pactos y sus millones de parados, parece condenada al síndrome de Sísifo, que fue obligado a subir eternamente una montaña empinada empujando una mole de piedra que siempre se le venía encima rodando cuesta abajo justo cuando estaba a punto de alcanzar la cumbre.

A España le queda también un tortuoso camino por delante si quiere alcanzar las metas de competitividad que la canciller alemana Angela Merkel le ha exigido ayer a Zapatero. Una de ellas es la moderación salarial en un momento de clara amenaza inflacionista, lo que reducirá el poder adquisitivo de los españoles. El Gobierno ha perdido demasiado tiempo y ahora los sacrificios se acumulan en detrimento de todos los sufridos contribuyentes. Es de esperar que no desfallezcan las fuerzas porque los empeños inútiles, como en la leyenda del célebre personaje mitológico, sólo conducen a la melancolía.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.