Cataluña

Cataluña / tribuna política

Mas, prioridades equivocadas

Día 17/01/2011 - 09.59h
L Gobierno de la Generalitat ha avanzado que el presupuesto para el 2011 será por primera vez claramente inferior que el año anterior. Una vez más, nos encontramos ante otro gran anuncio sin ninguna concreción y que esconde, además, alguna que otra trampa. Artur Mas nos habla de reducir la administración y vuelve a nombrar a los siete delegados de la Generalitat, una estructura inoperante heredada de la época de Pasqual Maragall; asegura que el principal objetivo de su Gobierno es la austeridad y, en cambio, mantiene la carísima estructura de Cataluña en el exterior, las mal llamadas «embajadas», ideada por Carod-Rovira y sus delirios independentistas.
Estas han sido las constantes de la acción del gobierno de Mas en sus primeras semanas de andadura: ambigüedad, contradicciones y prioridades equivocadas. Aún no sabemos cuál será el rumbo que tomará su gobierno, lo que sí que es evidente es que se trata de un gobierno más preocupado por el «ser» que por el «hacer», frustrando las expectativas de cambio de muchos catalanes. Si Artur Mas se empeña en poner la llamada transición nacional por delante de la creación de puestos de trabajo, será precisamente eso, un presidente de transición, porque, como a Zapatero, la crisis económica se lo llevará por delante.
El Partido Popular de Catalunya, ante esta situación, quiere convertirse en la verdadera oposición en el Parlamento de Cataluña, más aún teniendo en cuenta que el segundo grupo de la Cámara, el PSC, sigue desorientado y sin liderazgo tras su desastre electoral, sumido en un cúmulo ingobernable de crisis internas. La semana pasada, en Poblet, ya anunciamos que nuestra voluntad es que Cataluña recupere el espíritu que supuso el mandato del presidente Tarradellas. En Cataluña falta apertura de miras, espíritu de consenso para priorizar la salida de la crisis económica y voluntad de entendimiento con el resto de España y sobran estrategias de enfrentamiento y tensión permanente con el objetivo final de la ruptura.
El Partido Popular mantendrá este espíritu constructivo, con críticas a lo que se haga mal, pero también con propuestas, como las que ya hemos anunciado para que se elabore una ley de estabilidad presupuestaria para frenar la deuda que nos ha dejado el tripartito, y un plan estratégico para la pequeña y mediana empresa, que incluya la supresión del impuesto de sucesiones con efectos a 1 de enero de 2010. La prioridad ahora es salir de la crisis y presentar soluciones a los catalanes. Ya perdimos siete años con un tripartito enfrascado en debates existenciales que nos llevaron a la situación en que nos encontramos ahora y no permitiremos que el gobierno de Artur Mas se convierta en una nueva versión de esa película que ya sabemos como acaba.
Alicia Sánchez-Camacho es presidenta del PP de Cataluña
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.