CyL

CyL

Junta y Gobierno trabajarán para que el carbón siga vivo más allá de 2018

Identificarán las empresas mineras viables y pedirán que no tengan que devolver las ayudas a Europa

Día 14/01/2011
ABC
Herrera, acompañado por Hernández, Villanueva y el director general de Minas a su llegada al Ministerio
La Junta de Castilla y León colaborará con el Gobierno central en la «identificación» de las compañías mineras que pueden ser competitivas más allá de 2018, plazo en el que está previsto que finalicen las ayudas europeas al carbón. Éste fue uno de las principales motivos de acuerdo de la reunión «rigurosa y seria» celebrada ayer en Madrid entre el presidente castellano y leonés, Juan Vicente Herrera, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián. A la cita también acudió el vicepresidente económico, Tomás Villanueva, quien fue el encargado de detallar el contenido de la misma y de resaltar que España va a trabajar en un nuevo plan del carbón —«fundamental» para Castilla y León— para el que la Comunidad pidió formar parte de la comisión de seguimiento o participar en un grupo de trabajo. La propuesta fue bien recibida por Sebastián, por lo que Castilla y León ayudará al Ministerio en la complicada tarea de buscar empresas viables sin ayudas «para que siga habiendo una reserva estratégica en el país y se siga produciendo electricidad con el carbón», explicó el también consejero, quien admitió que «el resto se van a tener que acoger al plan de cierre, pero siempre con alternativas».
Pese a los buenos propósitos con los que concluyó la reunión, Villanueva también alertó de que es necesarias que las empresas «de futuro y competitivas» no tengan la obligación de devolver las ayudas que reciban en los próximos años. Para que este objetivo sea una realidad, el consejero abogó por «negociar con la UE» o incluso realizar «impugnaciones» al reglamento aprobado hace pocas semanas por la Unión Europea. Respecto a esta norma, volvió a lamentar que la Comisión Europea no siguiera las recomendaciones del Parlamento y decretara que las ayudas siempre estuvieran vinculadas al cierre, además de que el «calendario de restricciones» también fue «más duro» que el que salió de la Cámara y que estaba más cercano a la postura defendida «no sólo por Castilla y León, sino por otras regiones españolas y europeas».
La otra «pata» que cojea en el conflicto del carbón también fue tratada en la reunión. Aquí también coincidieron Junta y Gobierno. Ambos defienden la «legalidad» del Real Decreto paralizado cautelarmente en un primer momento por los tribunales españoles —ya han levantado la restricción— y por el europeo, que debe pronunciarse este mismo mes. Al respecto, Sebastián trasladó a la delegación castellano y leonesa —con presencia también de la viceconsejera Begoña Hernández— que «confía en una solución satisfactoria». Si finalmente se levanta el «castigo» a la norma que incentiva el consumo de carbón autóctono, «se impulsaría toda la actividad minera en medio de una situación en la que los expedientes de regulación conviven con la dificultad de tesorería en las empresas mineras». En este sentido, el ministro también se comprometió con la Junta a «adelantar de forma inmediata» las ayudas que deben recibir las empresas. En todo caso, Villanueva aprovechó también para criticar «la incomprensible» postura de las eléctricas, responsable de frenar la aplicación del decreto con sendos recursos.
Más allá del carbón, hubo tiempo también para hablar del cierre de la central nuclear de Garoña, previsto para 2013. Al respecto, la Junta reiteró su posición contrario a la clausura de la planta y recordó que cuenta con el «aval» del Consejo de Seguridad Nuclear. Sobre la posibilidad de que el Gobierno dé marcha atrás a su decisión, Villanueva tiró de ironía al señala que «en un momento de profundos cambios en sus políticas, quizás quepa la opción de que Garoña siga existiendo». Reforzando esta idea, el consejero insistió en que el presidente del Gobierno «está rectificando y tomando decisiones que son contradictorias con lo que defendía, pero que se adoptan en función de la situación económica y ésta hace que sea propicia una prórroga en la central».
En la reunión, que se prolongó durante casi una hora, también hubo tiempo para «tocar» otros asuntos de actualidad como el plan de energías renovables, además de un «repaso» a las políticas industriales, la internacionalización y la competitividad de la economía española. El coche eléctrico, la automoción y su subsector de proveedores también se trató, pero sin que se produjeran nuevos anuncios.
De la rectificación, virtud
Más allá del carbón, hubo tiempo también para hablar del cierre de la central nuclear de Garoña, previsto para 2013. Al respecto, la Junta reiteró su posición contrario a la clausura de la planta y recordó que cuenta con el «aval» del Consejo de Seguridad Nuclear. Sobre la posibilidad de que el Gobierno dé marcha atrás a su decisión, Villanueva tiró de ironía al señala que «en un momento de profundos cambios en sus políticas, quizás quepa la opción de que Garoña siga existiendo». Reforzando esta idea, el consejero insistió en que el presidente del Gobierno «está rectificando y tomando decisiones que son contradictorias con lo que defendía, pero que se adoptan en función de la situación económica y ésta hace que sea propicia una prórroga en la central».
En la reunión, que se prolongó durante casi una hora, también hubo tiempo para «tocar» otros asuntos de actualidad como el plan de energías renovables, además de un «repaso» a las políticas industriales, la internacionalización y la competitividad de la economía española. El coche eléctrico, la automoción y su subsector de proveedores también se trató, pero sin que se produjeran nuevos anuncios.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

El tiempo...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.