Cultura

Cultura

Fallece la escritora argentina María Elena Walsh

La compositora argentina ha muerto hoy en Buenos Aires a los 80 años, tras una larga enfermedad

Día 02/04/2012 - 13.58h

Compartir

Compararon su “Manuelita” de Pehuajó con “Pinocho” y hasta con “Alicia en el país de las maravillas”. Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa y Nacha Guevara, le pusieron voz a sus canciones. Millones de niños crecieron con esa música de fondo. Maria Elena Walsh, poetisa, cantante, dramaturga de 80 años y mujer orquesta de la literatura argentina, cerró hoy los ojos para siempre. Sus restos se velarán en la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic) de Buenos Aires.

Llevaba más de una década enferma. Había diferentes versiones del mal que sufría pero hoy poco importa cuál era cierta o cuál no. Murió esta mañana en el sanatorio Trinidad de Buenos Aires. La fotógrafo Sara Facio, su última compañera de alegrías y penurias, estaba cerca. Lejos de los focos y las cámaras desde hace tiempo, el único objetivo que permitió colarse en la intimidad de su vida, -sin condiciones desde los años 80- fue el suyo.

La tutela de Juan Ramón Jiménez

El talento precoz de María Elena Walsh –a los 17 publicó su primer libro- tuvo merecido reconocimiento de Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Victoria Ocampo y hasta del estricto Juan Ramón Jiménez. El autor de “Platero y yo”, la “adoptó” como un padrastro cruel en 1949. Maria Elena soportó seis meses junto a él en su casa de Maryland. La experiencia la recordaría ella misma: “Cada día tenía que inventarme coraje para enfrentarlo, repasar mi insignificancia, cubrirme de una desdicha que hoy me rebela… Con generosa intención, con protectora conciencia, Juan Ramón me destruía, y no tenía derecho a equivocarse porque él era Juan Ramón, y yo, nadie. ¿En nombre de qué hay que perdonarlo? En nombre de lo que él es y significa, más allá del fracaso de una relación”.

En la trastienda de sus palabras asoma un reproche al poeta que no fue capaz de tolerar la homosexualidad declarada de su “protegida”. En 1951 María Elena Walsh hizo sus primeros pinitos en el mundo de la canción de la mano de la veterana folclorista Leda Valladares, una década mayor que ella. La pareja, profesional y sentimental (“Leda y María”) viajó por Europa. En París Edith Piaf, con ojos personales y profesionales exclusivos para hombres, vetó su actuación. A finales de los 50 el dúo argentino se separó.

Los años 60 recibieron el estreno de María Elena Walsh en el mundo de la literatura infantil, con los brazos abiertos (deja medio centenar de libros de este género). “La mona Jacinta”, “Tutú Marambá”, “Circo de bichos”, “El reino del revés” o “Cuentos de Gulubú” pertenecen a esa época. Hoy, se leen en los colegios. Su éxito en el terreno de los adultos llegó con “Juguemos en el mundo” (1970). Posteriormente vendrían, entre otros, “Desventuras en el jardín de Infantes” (1993) y “Fantasmas en el parque”(2008).

Protestas contra la censura

Poco amiga de entrevistas, apariciones públicas o declaraciones políticas, Walsh intervino durante la dictadura argentina para criticar la censura de los militares aunque dijo entender la guerra sucia que se libró contra los movimientos guerrilleros de los años 70. Como protesta, durante el Mundial del 78 en Argentina, -cuando los desaparecidos se pudrían en las mazmorras- decidió “no seguir componiendo ni cantar en público”.

María Elena, hija de un contable irlandés y una argentina, no fue una mujer combativa contra el régimen militar pero algunas de sus canciones se convirtieron en emblemas para reconquistar la libertad. “Como la cigarra”, “Canción de cuna para un gobernante” o “Dame la mano y vamos” son ejemplo de esto. Su infancia transcurrió en Ramos Mejías, localidad rural bonaerense, su primera juventud la encontró estudiando Bellas Artes y el resto de su vida entre Buenos Aires y cualquier otro ciudad.

El homenaje póstumo a su padre se concreto en su primer libro: Otoño Imperdonable (1947). El de su despedida se produjo hoy, un día caluroso del verano austral. La escritora Claudia Piñero lo resumió esta mañana: "El mundo del revés”, “La cigarra”, “la reina batata”, “Los ejecutivos”, “los que fuimos invitados a tomar el te”… Todos la lloramos”.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.