Córdoba

Local

Córdoba

La Carlota, Guadalcázar y La Victoria lideran el crecimiento

Las localidades del área metropolitana se consolidan como ciudades dormitorio

Día 28/12/2010
Hasta hace poco, eran poblaciones pequeñas, sin excesiva actividad económica y dependientes casi siempre del campo, pero en los últimos años han visto cómo su población crecía en unos términos casi impensables. ¿Razón? Están cerca de la capital, al pie de la autovía A-4, lo que las convierte en ciudades dormitorio para personas que trabajan en Córdoba y que podían comprar una vivienda a un precio más asequible. Tres pueblos ubicados en este eje de comunicación fueron los que más crecieron entre 1996 y 2010: Guadalcázar, La Carlota y La Victoria.
La primera de estas localidades, cerca de la capital tanto por esta vía como por una carretera comarcal, experimentó un crecimiento demográfico de un 37 por ciento, ya que pasó de 1.161 habitantes a casi 1.600 a comienzos de este año. A corta distancia está La Carlota, también muy próxima a la autovía, y que durante el pasado «boom» inmobiliario vio crecer su parque de viviendas de forma muy notable, tanto en el casco urbano como en las aldeas que dependen de ella. Aunque ya había acumulado una actividad económica significativa, su buena comunicación con la capital fue determinante para que pasara 10.023 habitantes en el año 1996 a 13.469 en 2010, lo que supone un incremento del 34 por ciento.
Muy cerca de esta localidad, con la que comparte su carácter de pueblo de colonización, está La Victoria, que hace quince años tenía 1.781 habitantes y al 1 de enero de este año contaba 2.278, lo que eleva su incremento hasta casi un 28 por ciento.
Nuevas carreteras
El mismo caso se da en Villafranca, situada también junto a la autovía, aunque en esta ocasión al este de la capital. Su población creció un 23 por ciento y se sitúa ahora en 4.660, fruto tanto de su cercanía a la ciudad como de la implantación de empresas como Capuchinos.
El fenómeno en las localides de la Vega del Guadalquivir es menos acusado. A pesar de estar a menos kilómetros, el hecho de que se comuniquen mediante carretera convencional no ha atraído a tantas personas. Aún así, Almodóvar del Río ha visto crecer sus habitantes un 9 por ciento y Fuente Palmera más de un 11.
Del resto de la provincia destaca el fuerte incremento de Lucena, aunque por motivos muy distintos. La cabecera de la comarca de la Subbética fue, sobre todo hasta la crisis económica, la ciudad con más actividad empresarial de la provincia, ligada casi siempre al sector del mueble. Por este motivo, comenzó el ciclo con una población que estaba por debajo de los 35.000 habitantes y lo ha culminado creciendo un 21 por ciento, para llegar a los 42.308, tras los años de optimismo económico.
Las cifras muestran que la tendencia a una caída demográfica en la provincia sigue acentuándose, especialmente en el Alto Guadiato, con Peñarroya-Pueblonuevo a la cabeza del decrecimiento demográfico. Lo contrario sucede en Pozoblanco, que sí ha ganado 2.000 habitantes en este periodo, frente al mantenimiento o mengua de algunas localidades de su comarca. En el sur, la mayor parte de las localidades ganan población.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.