Córdoba

Local

Córdoba

El Guadalquivir vuelve a rozar los 2.000 metros cúbicos por segundo

El agua se acerca a las parcelas sin llegar a invadir las casas y Meteorología mantiene la alerta amarilla

Día 23/12/2010 - 10.32h
En el último día de lluvias torrenciales antes de la tregua que el cielo promete dar para hoy, el Guadalquivir volvió a recordar a su paso por Córdoba los niveles que llevaron a las últimas inundaciones, durante el pasado puente de la Inmaculada.
Según los datos de la Agencia Andaluza del Agua, el río superó los 1.767 metros cúbicos por segundo de caudal a las 20.00 horas de ayer, uno de los últimos datos que se dio a conocer. Lo hizo en el punto de control de Villafranca, a pocos kilómetros de Córdoba capital. El Guadalquivir se aproximaba así a su nivel máximo para el curso medio, que los expertos sitúan en 2.000. En Peñaflor, municipio sevillano aledaño a Palma del Río, el nivel ya era de más de 2.600, aunque en esa zona el río ya ha recibido el agua de su principal afluente, el Genil, con lo que su caudal es por necesidad mucho mayor.
Precisamente en Palma del Río la situación ayer era de bastante tensión. Tanto el Guadalquivir como el Genil se habían desbordado, pero apenas entraron en el casco urbano, informa J. C. González.
La crecida del río vino motivada por las fuertes precipitaciones durante todo el día, pero también por el hecho de que la mayor parte de los embalses cordobeses soltaron agua, al encontrarse prácticamente llenos. El que más agua desembalsó fue el de Encinarejo, con un volumen de 454,62 metros cúbicos por segundo. El de Yeguas estuvo por encima de los 255 durante el día de ayer como consecuencia de haber estado a un nivel mayor del que permite su capacidad.
El agua se acerca
Las consecuencias del mayor nivel del Guadalquivir no fueron, sin embargo, tan trágicas como hace dos semanas. En La Altea, una de las zonas más afectadas, el agua comenzó a entrar por la calle Jazmín al mediodía, pero no perjudicó a ninguna de las casas, según explicó el presidente de la asociación de vecinos, Julio Cortés. «Entró, continuó por una calle, giró por otra y luego volvió a bajar», aseguró. Los daños fueron mínimos, ya que, aunque el agua llegó a entrar en algunas de las parcelas, no causó daños a las viviendas en sí.
Parecida situación fue la que se vivió en otras parcelaciones junto al río, además de en Guadalvalle, donde los vecinos tuvieron que abandonar sus casas en la noche del pasado martes. En La Altea no se temía que tuviera que pasar algo parecido durante el día de ayer.
Mientras tanto, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene la alerta amarilla para la provincia de Córdoba, en previsión de fuertes lluvias y de viento, aunque se espera que las precipitaciones comiencen a remitir a partir del día de hoy.
La lluvia provocó además que un tren que realizaba el recorrido entre Barcelona, Sevilla, Málaga y Granada con más de 400 pasajeros se viera obligado a detener su marcha por el desprendimiento. Ocurrió en Almuradiel, en la vecina provincia de Ciudad Real, pero sus efectos se notaron en Córdoba.
Los viajeros del tren que iban hasta Sevilla realizaron por carretera el trayecto desde Almuradiel hasta Córdoba y desde la estación del AVE continuaron el viaje en trenes de Alta Velocidad hasta el destino final.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.