Columnas

Opinión

Columnas

Gijón nombra Hijo Predilecto a Carrillo con los votos del PP

En el Pleno, faltaban dos ediles populares que se oponían al reconocimiento

Día 21/12/2010
Los tres grupos municipales del Ayuntamiento de Gijón aprobaron ayer en Pleno el nombramiento del ex secretario general del PCE Santiago Carrillo como Hijo Predilecto de Gijón, con la ausencia de dos ediles del PP, Pablo González y Dorinda García, que anteriormente habían mostrado su disconformidad con esta distinción. No obstante, el resto de ediles populares sí votaron a favor de esta iniciativa. En el Pleno también se nombró Hijo Adoptivo de Gijón al presidente de Caja Madrid y ex ministro, Rodrigo Rato Figaredo y se concedió la Medalla de Oro de la Villa al Puerto y a la Comunidad Portuaria de Gijón.
En cuanto a Santiago Carrillo Solares (1915), se reconoció con esta distinción su calidad personal y el ejemplo de una larga vida en la que «ha mantenido con coherencia sus ideas y la búsqueda de un país mejor, más libre y más justo para todos» y por el respeto y admiración que inspira en la ciudad. A él, la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, dedicó encendidos elogios, como que pronto sobresalió por su «capacidad de análisis y facilidad dialéctica», así como por su participación activa en los movimientos revolucionarios de Octubre del 34, en el que fue nombrado secretario de las Juventudes Socialistas.
«Referente de moderación»
Tras el repaso de su trayectoria, Felgueroso enfatizó el hecho de que Carrillo se convirtiera en un referente frente a la Dictadura de Franco y en una figura clave en los años de la Transición. La catarata de halagos vertidos por la alcaldesa al ex dirigente comunista parecía no tener fin y así, en el tramo final de su alocución, destacó que «impuso a su organización una política de responsabilidad y moderación para estabilizar la situación, evitar confrontaciones y ahuyentar el peligro de un golpe militar, además de destacar su comportamiento exquisitamente democrático». Del periplo de Santiago Carrillo por la Guerra Civil española, Felgueroso no dijo nada.
La alcaldesa también glosó la figura de Rato, al que se le nombró Hijo Adoptivo por su calidad personal, sus éxitos y trayectoria como responsable público, su brillante carrera profesional, política y personal dentro y fuera de España, y por mantener sus raíces familiares gijonesas.
La portavoz y presidenta del PP en Gijón, Pilar Fernández Pardo, restó importancia a la no asistencia al Pleno de los dos ediles populares que se oponían a los honores para el ex secretario general del PCE e indicó que la propuesta de Honores y Distinciones fue aprobada, como en otras ocasiones, «por unanimidad» de los tres grupos municipales. «No hay ninguna novedad», apuntó antes de dar la enhorabuena a los homenajeados.
«Hay disculpas justificadas de dos concejales que no han podido asistir», se limitó a señalar sobre la falta de González y García. Pardo indicó que los representantes del Grupo Municipal Popular han estado en el Pleno y que la propuesta ha salido adelante «con la misma normalidad que todos los años».
Tras el acto, el propio Carrillo replicó —con un tono afrentoso y de difícil encaje en la exquisitez democrática que al parecer atesora, según la alcaldesa de Gijón— que agradecía la distinción a todos aquellos que se mostraron contrarios a su reconocimiento. «Es un orgullo para mí que los que han luchado contra la libertad del pueblo español y los que han tiranizado 40 años este país, me consideren como un adversario», dijo, agregando que le daría vergüenza «todo lo contrario».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.