Libros

Libros

«La noche del eclipse tú»

Luis Artigue. Visor Libros. VIII Premio de Poesía Fray Luis de León. 66 páginas. 10 euros

Día 17/11/2010 - 11.31h
Esa noche («La noche del eclipse tú», Visor Libros, VIII Premio de Poesía Fray Luis de León), el hombre y también el poeta Luis Artigue (www.luisartigue.es) tuvieron una revelación. Había terminado su lucha contra la burocracia («y los fenicios sin escrúpulos», dice el escritor) y él y su compañera ya habían cumplido todas las exigencias para convertirse en padres adoptivos de una criatura que acabaría por llamarse Lorca Artigue Ballesteros.
ABC
Luis Artigue
ABC
Imagen de la cubierta del libro de Luis Artigue
imagen anteriorimagen siguiente
Y entonces fue cuando Artigue (autor ya de varios poemarios y novelas) sintió un río de fuego en su interior, un río que esa misma noche iba a empezar a convertirse en poesía. «Intuí —rememora el poeta leonés— que nuestro bebé probablemente estaba naciendo en ese preciso momento, y nosotros no estábamos allí. Entonces con este libro, mediante ese arropo emocional que es la poesía, traté de hablar con ese ser humano naciente y restarle fragilidad y abandono. En definitiva, ejercer una manifestación de la poesía como gratitud compartida».
A partir de ese instante, el libro tomó un camino muy especial, el de los poemas en prosa. «Una vez sedimentada la emoción que emanó de la revelación, comencé a escribir como poseído por el mensaje, por la empresa tan humana en la que me hallaba inmerso, y el formato no llegué siquiera a intuirlo sino que exigió él mismo ser descubierto y conformado. En algunos libros, el contenido desborda a la forma. Ciertamente el poema en prosa, en su condición original de transgresión de la convención clásica de la poesía, es poco convencional, pero lleva inserta una cadencia salmódica de raigambre casi bíblica que me parece especialmente idónea para compartir revelaciones».
Iluminaciones
Poesía, pues, como palabra revelada, como iluminación, como faro que guía nuestros pasos por este valle de lágrimas, poesía, tal vez como conjuro para lograr la felicidad. «No estoy seguro de que la felicidad se pueda conjurar —continúa el poeta—.La felicidad se valora, se busca, se prioriza, se persigue, se trabaja, se persevera en ella… No se conjura más o menos esotéricamente. La felicidad, en mi opinión, es un galardón a veces casi imperceptible para quienes hacen las cosas sin traicionarse, con honestidad, con alegría, con cierto grado de entusiasmo, ilusión y positividad; para quienes en suma logran identificar y habitar su lugar en el mundo. Estos poemas nacidos de esos dos multiplicadores de la existencia que son la sensibilidad y el entusiasmo, quieren ser una forma de saber y hacer saber que la felicidad cobra sentido, más que al ser disfrutada, al expandirse; que la vida es ahora; y que la poesía es una ayuda para seguir bailando mientras suene la música».
Esperemos que no pare la música, y que la poesía sea la banda sonora de nuestra vida, de algún retazo, al menos, de nuestra vida. «Para que la poesía funcione, emocione y hasta conmocione tiene que ser verdad. La poesía, en mi opinión, tiene que ser verdad pues sin verdad se convierte en un efecto verbal y emocional, y en un acontecimiento estético simplemente correcto: calor que se disipa. Por eso creo que ahora más que nunca la poesía ha de volver a su esencia, a su materia íntima, a su pulpa de verdad. En este momento histórico en el que el mercado dicta y obliga, la poesía, ya que no se vende, ya que es minoritaria pero irreductible, ha de volver a ser el centro de la cultura».
Las maletas de Luis Artigue van repletas de versos y de poetas, una tripulación que le ha ayudado a navegar por la vida. Safo, Baudelaire, Lorca, Luis Cernuda, Colinas, Gamoneda, Pereira, Mestre, Hölderlin, Rilke, Marina Tsvetáyeva, Kabir, Adonis, Martínez Sarrión, Chantal Maillard, Aurora Luque, Carlos Marzal... son algunos de los marineros más o menos en tierra que han acompañado al poeta en su periplo. Aunque él prefiera ser más preciso: «Pero lo que me acompaña durante mi vida y mi trabajo más que los poetas, que también, es la propia poesía, la cual cada vez concibo más como un acto de agradecimiento o recusación del ser humano ante algo que le supera: la vida". Un canto, una celebración intensa y emocionada es, justamente, "La noche del eclipse tú».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.