Local

Local

Local

Se suspende el juicio contra Cañizares

La Fiscalía de Valencia interpuso una querella este verano contra el ex futbolista por defraudar presuntamente a Hacienda 198.000 euros en una operación inmobiliaria

Día 08/11/2010 - 13.40h
El juicio contra el ex portero del Valencia CF Santiago Cañizares por delito fiscal, previsto para esta mañana en el juzgado número dos de Valencia, se ha suspendido por causas todavía no confirmadas. Es la segunda vez que se cancela la vista contra el jugador, después de que el pasado 21 de octubre ocurriera lo mismo.
La Fiscalía de Valencia interpuso una querella contra Santiago Cañizares por defraudar presuntamente a Hacienda 198.000 euros en una operación inmobiliaria en la que también participó Aitor Karanka, segundo entrenador del Real Madrid de José Mourinho.
A través de la sociedad «Cum Maxime S. L.» de la que ambos son socios, adquirieron unos terrenos en la localidad valenciana de Bétera por 511.000 euros. La operación se fraguó en febrero de 2005. Los vendieron en mayo, cuatro meses después, por el doble (1.100.000). A pesar de esos beneficios, ese año la empresa no presentó la declaración del Impuesto de Sociedades y se dedujo gastos que tanto la Agencia Tributaria como la Fiscalía consideran ficticios.
Hacienda detectó el presunto fraude. Lo puso en conocimiento de la Fiscalía porque superaba los 120.000 euros y, por tanto, podría ser constitutivo de un delito, perseguido en vía penal y castigado con cárcel. Por debajo de esa cantidad, el fraude se queda en una infracción administrativa, en una simple multa.
«Cum Máxime», constituida en 2003, fue adquirida con posterioridad por Cañizares —a través de su empresa «Cañete Business»— y por Eusebio S. G. —a través de la mercantil «Promosan»—. Eran los administradores. La querella de la Fiscalía va dirigida contra ambos, que declararán como imputados ante un juez de Valencia por un presunto delito contra la Hacienda Pública.
De la mercantil son socios Karanka y una cuarta persona, el hermano de Eusebio S. G. Declararán, si el fiscal lo considera necesario, pero lo harán como testigos, no como imputados.
«Cum Máxime» pagó el IVA, pero no el Impuesto de Sociedades correspondiente al ejercicio fiscal de 2005. El Ministerio Público apunta otras prácticas contables irregulares. En la querella sostiene que, además, la mercantil se dedujo gastos de forma fraudulenta. Para pagar menos al fisco, «Cum Máxime» contabilizó como gastos deducibles 600.000 euros en concepto de servicios de intermediación inmobiliaria. La mayoría de ellos los habrían prestado las empresas que la integran, es decir «Cañete Business», de Cañizares, y «Promosan», de Eusebio S. G. La Fiscalía mantiene que de esos 600.000 euros, sólo son deducibles 50.000. El resto de los importes desgravados obedecen a servicios ficticios que en realidad no habrían sido prestados ni habrían supuesto ningún desembolso para la mercantil del ex futbolista y su socio. Son, según el Ministerio Público, gastos inventados: nunca fueron abonados, pero se desgravaron para rebajar la cantidad a pagar a Hacienda
La operación inmobiliaria que ahora investiga el juez tuvo fue la única realizada por la sociedad Cum Máxime desde que fue adquirida por Promosan y Cañete Business. Se trata, según fuentes de la investigación, de una empresa fantasma, que por no tener, no tenía ni sede física propia. Estaba ubicada en una gestoría.
Recientemente el ex futbolista fue noticia por otro de sus negocios. Cañizares aparecía vinculado a la empresa relacionada con una discoteca de Murcia con forma de mezquita que se vio obligada a cambiar su nombre y su estructura para no soliviantar a la comunidad islámica tras recibir amenazas de grupos radicales.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.