España

España

Portu admite que hay un manual de torturas

Los dos etarras dan versiones diferentes sobre el lugar al que fueron trasladados

Día 27/10/2010
Igor Portu, uno de los autores del atentado de la T-4, admitió ayer ante el juez que conoce la existencia del documento incautado al ex jefe «militar» de ETA Garikoitz Azpiazu, «Txeroki», en el que se da orden a los miembros de la banda de que interpongan «denuncias falsas» de torturas contra las Fuerzas de Seguridad. Pese a ello, Portu y su compañero de «talde» Mattin Sarasola se ratificaron en sus acusaciones de malos tratos y amenazas de muerte contra la quincena de guardias civiles que participaron en su detención, custodia y traslado el día de Reyes de 2008 en una zona montañosa cercana a Mondragón. Los dos etarras, que cumplen una condena de 1.040 años y acudieron esposados a la Audiencia de Guipúzcoa, desmintieron la versión oficial, según la cual intentaron huir en el momento de su detención, lo que motivó un forcejeo «de extrema violencia» con los agentes, momento en que los terroristas habrían sufrido lesiones de diversa consideración.
Ambos coincidieron en señalar que no tuvieron problemas en mostrar su documentación a los oficiales, toda vez eran «miembros legales no fichados». Según su relato, tras serles requisados los paquetes que acababan de recoger en el monte esa mañana —en el que se hallaron dos pistolas y munición— fueron conducidos por separado a una «pista forestal» próxima —que no identificaron—, donde supuestamente se cometieron los malos tratos más graves. Portu afirmó que dos agentes le agarraron de «los tobillos» y le metieron boca abajo en un río, mientras otro le empujaba la cabeza en el agua «hasta que no podía respirar». Según dijo, «en todo momento» sufrió «patadas y puñetazos» en la cabeza y abdomen, que le produjeron la rotura de varias costillas y su posterior traslado al hospital. En la versión de Sarasola no existe ningún río, aunque sí refirió torturas, como el método de la «bolsa» una vez trasladado a Madrid, y amenazas, que no declaró tras su detención «porque tenía miedo».
La segunda sesión del juicio se desarrolló entre fuertes medidas de seguridad y en medio de un ambiente tenso, especialmente al inicio,cuando los compañeros de los guardias y los amigos y allegados de los etarras trataron entrar a empujones en la sala, cuyo aforo es limitado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.