Sociedad

Sociedad

Collejas a mil euros

Condenan a un colegio a indemnizar a un niño maltratado por siete de sus compañeros de clase

Día 13/10/2010
Aprovechaban que los vestidores del colegio estaban en penumbra para «collejear» a uno de sus compañeros de pupitre, al que previamente amenazaban. Lo hicieron al menos en cuatro ocasiones. Tras los episodios y una serie de coacciones, el escolar no tuvo más remedio que abandonar el centro. Ahora, la Audiencia de Barcelona ha condenado al colegio, de carácter religioso y ubicado en Barcelona, a pagar una indemnización de 1.000 euros al escolar agraviado.
Los hechos se remontan a finales de 2005 y los siete menores, que ahora ya son mayores de edad, han sido condenados penalmente a una amonestación y uno de ellos a 40 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad. Según la sentencia a la que ha tenido acceso Ep, tras la clase de gimnasia, los niños, que entonces tenían unos 15 años, aprovechaban que la luz del vestuario se apagaba automáticamente para pegar a la víctima. El «juego» se repitió al menos en cuatro ocasiones, y en él todos participaron por igual, a excepción de uno de ellos, que solo lo hizo una vez. Además uno de los acusados, Y. M. P. , en una ocasión, dio un puñetazo y una patada a la víctima.
El 21 de noviembre de 2005 Y. M. P. le dijo a la víctima que era «un chivato». «Cuando salgamos del colegio a las 13.30 horas te meteré», le espetó, aunque no se presentó a la hora indicada. La Fiscalía y la acusación particular calificaron los hechos de un delito contra la integridad moral, aunque el Juzgado de Menores número 3 de Barcelona les condenó finalmente solo a una amonestación por cuatro faltas de maltrato sin causar lesión, y a Y. M. P. también por una falta de amenazas.
La familia de la víctima interpuso un recurso porque no estaba conforme con la pena, y ahora ha sido desestimado por la Audiencia de Barcelona. «La condena nos parece vergonzosa. Teniendo en cuenta que los acusados explicaron los hechos», apunta Rosa María M., la madre de la víctima, que asegura que tuvieron que marcharse de Barcelona un tiempo para que su hijo se curara. Según explicó la mujer, empezaron a notar que el menor estaba «extraño» y lo llevaron al hospital. «Decía que le dolía la barriga», dijo la madre, quien aseguró que pronto se dieron cuenta «de que los problemas llegaban a la hora de ir y volver del colegio». Rosa María M. llamó en varias ocasiones a la tutora, que le aseguró que «todo era normal». Un día su hijo se puso muy violento en casa y se derrumbó, explicándole que otros niños le hacían «bulling». Según la madre, la tutora reunió a la víctima con varios de los acusados y les pidió que no volvieran a «jugar a ese juego». No dio resultado y la familia recurrió a la Policía.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.