Canarias

Canarias / POSTIGO ISLEÑO

CONGRESO DE CRONISTAS OFICIALES

Día 07/10/2010
La visita que Miguel de Unamuno hizo a Canarias hace un siglo, para participar como mantenedor de unos Juegos Florales organizados por la sociedad «El Recreo» en el Teatro Pérez Galdós, y en los que se alzó con la «flor natural» uno de los más grandes poetas grancanarios de todos los tiempos, Tomás Morales, ha servido de eje central para la convocatoria en Las Palmas de Gran Canaria y en San Cristóbal de La Laguna del XXXVI Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, que tiene como presidente de honor a S.M. el Rey. Durante unos días, cronistas oficiales venidos de los más diversos lugares de España se acercarán a muy diversos aspectos de la siempre polémica y trascendente presencia del afamado catedrático y rector de Salamanca, pero también este congreso supone, como señala la propia convocatoria, una nueva oportunidad para entre todos «encontrarse con los paisajes isleños, y a la vez indagar sobre el valor simbólico que tienen los ricos territorios que conforman la rica identidad cultural, histórica y patrimonial de nuestro país». Para Las Palmas de Gran Canaria, donde se inaugura el Congreso con un acto solemne en el Salón Dorado de las Casas Consistoriales, bajo la presidencia de su alcalde, Jerónimo Saavedra, y una conferencia del catedrático de la Universidad de Zaragoza, José Carlos Mainer, supone también una importante ocasión este encuentro con todos estos cronistas oficiales días después de iniciar su andadura como candidata oficial a Capital Europea de la Cultura.
D De la importancia y trascendencia que siempre tuvo la presencia y la obra de los cronistas oficiales, desde su aparición de forma concreta y establecida por norma en los reinos medievales, incluidos en los siglos IX y X de los denominados «cronistas musulmanes», hasta la aparición de la «crónica de Indias» y de los cronistas mayores del Nuevo Mundo, que representaron «el deseo de conocer la verdad de lo que acontecía en las nuevas tierras, como sana reacción contra la fantasía y la leyenda» que imperó en los primeros momentos descubridores, y hasta la que, ya más modernamente, a lo largo de los siglos XIX y XX, realizaron y en ocasiones se concretó en figuras muy señaladas y señeras, siempre fueron conscientes tanto ABC como Blanco y Negro, que dieron desde sus primeros números muy variadas noticias sobre los cronistas oficiales y sus diversas actividades. Recuerdo aquella crónica para Blanco y Negro de José Ortega Munilla desde Granada en mayo de 1921, en la que, al referirse a la reina Isabel la Católica y a la «gloriosa era de Cisneros y el Gran Capitán» también lo hacía de «literatos y cronistas», o cómo ABC en 1929 informaba de que el «Libro de Oro de la Exposición Iberoamericana de Sevilla» se enviaría, junto a otras primeras autoridades, a los cronistas oficiales. En esa misma ciudad ABC recogería en 1930 noticias del brillante homenaje oficial que el Ayuntamiento ofrecería al que fuera su notabilísimo Cronista Oficial, Luis Montoto, y en febrero de ese año una noticia señalaba cómo «se cerró el plazo de admisión de solicitudes para cubrir la plaza de Cronista Oficial de la Ciudad», a lo que añadía cómo «la crónica de Sevilla es tan interesante que no debe perderse ni un solo matiz del afán de cada día». El 17 de julio siguiente, ABC recogía el nombramiento del cronista oficial de Almería Joaquín Santisteban, como en abril de 1942 lo hacía del homenaje ofrecido en Madrid al nuevo Cronista Oficial de la Villa, Francisco Bonmati, y en marzo de 1967 lo hizo
del nombramiento del de Calatayud, Pedro Montón Puerto.
Acerca de los de Canarias, estas publicaciones no quedarían tampoco atrás. Néstor Álamo, que no dudó en reconocerse como lector de Blanco y Negro desde la infancia, y que en ABC publicó muy variados artículos, en la edición del 3 de marzo de 1965 de esta revista ilustrada hizo constar su condición de Cronista Oficial de Gran Canaria para realizar unas puntualizaciones sobre dos fotos del recinto del «Pueblo Canario» de Las Palmas de Gran Canaria que la Agencia Cifra había ubicado en Tenerife. Al Cronista Oficial de la capital grancanaria Luis Doreste Silva, que en su etapa madrileña trazó en ABC «importantes perfiles de esa apasionante época» y en el que dejó constancia de su labor como cronista —y recuerdo, por ejemplo, la de su participación en la afamada actividad promocional y cultural denominada «Operación camello», bajo el lema «Así es Canarias», entre Cádiz y Madrid en octubre de 1966—, le dedicó diversas y amplias reseñas con motivo de su fallecimiento y de su entierro, el 11 de mayo de 1971, resaltando que «el sepelio gozó de las máximas galas municipales… y la carroza fúnebre fue escoltada por la guardia municipal» y cómo fue «inhumado en el viejo cementerio de Las Palmas, junto a las tumbas de los poetas Tomás Morales y Alonso Quesada».
En fin, crónicas y cronistas que en las islas ya tuvieron nombres importantes para su historia como Sedeño y Gómez de Escudero, mosén Diego de Valera, Andrés Bernáldez o el licenciado López Ulloa, o los ya propiamente isleños de Tomás Arias Marín y Cubas, Pedro Agustín del Castillo, Fray José de Sosa y memorialistas como Isidoro Romero Ceballos o Antonio Betancourt. Ahora en Las Palmas de Gran Canaria también se recordará a sus cronistas oficiales como Domingo J. Navarro, Prudencio Morales y Martínez de Escobar, Carlos Navarro Ruiz, Eduardo Benítez Inglott, Luis Doreste Silva o Luis García de Vegueta, sin olvidar a los que lo fueron de Gran Canaria como José Batllorí y Lorenzo, que también fue asiduo colaborador de Blanco y Negro con inolvidables crónicas de la isla, Néstor Álamo y Martín Moreno. Nombres y crónicas ineludibles para conocer y entender el devenir de una tierra y de sus gentes.
*Cronista Oficial de Las Palmas de Gran Canaria
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.